Compartir

Tres chilenos están en competencia en la edición 55 de la Baja 1000 en México: el navegante Juan Pablo Rodríguez y los pilotos Tomás y Matteo de Gavardo.

La Baja 1000 debe su nombre a que el trazado comprende 1.000 millas, aproximadamente 1.600 kilómetros, distancia que comprende variados tipos de terrenos y cuya dificultad ha costado la vida tanto a deportistas como a espectadores. La edición 55 largó esta mañana y se realiza en forma de buclé y para completar su trazado los deportistas tienen un tiempo máximo de 36 horas.

Para Juan Pablo Rodríguez será su quinta Baja 1000 y es el décimo año corriendo por los colores del equipo de Gerardo Iribe. Este año nuevamente van en la categoría Trophy Truck Spec, serie en que corren 28 camionetas. “La nuestra cuenta con un motor de cerca de 650 caballos, la caja tiene tres marchas con relaciones bien cómodas de modo que puedas ir en primera cuando el camino está muy malo y la segunda y tercera es para soltarla en campo traviesa. Tiene neumáticos de 40 pulgadas, lo que es grande, por lo que se cambió la relación en la caja de cambios”, detalló Rodríguez.

-¿Cómo están para este año, Juan Pablo?

– Impecables. La idea es no terminar tan golpeados como el año pasado, cuando corrí 620 millas que es casi la mitad de la carrera y cuando me bajé no podía ni hablar. Estaba agotadísimo, terminamos de noche porque nos demoramos 13 horas en esas 620 millas. Íbamos a muy buen ritmo, pasamos a varios vehículos, de hecho logramos estar entre los mejores 7 en la general. La dupla que se subió después de nosotros tuvo problemas con el alternador y perdieron como 2 horas arreglándolo, pero lo resolvieron. Finalmente, como equipo terminamos 16, lo que fue muy, muy bueno.

Juan Pablo Rodríguez (al centro, de lentes), junto a su «familia» del equipo Iribe.

-¿Cómo es la interna del equipo?

-Suena repetido, pero somos una familia, de hecho, hasta va un primo mío que las oficia de mecánico y asistencia. Es un equipo muy simpático, imagínate que Claudia, que es la señora de Gerardo (Iribe, dueño de la escudería), arma los libros de la carrera para cada integrante del team  que somos 30. El libro es como el roadbook que te entregan al llegar al Dakar, lo que es clave para poder armar la logística de la carrera completa porque es imposible llevar todos los repuestos a todos los puntos, por ende, en la planificación, ese libro es clave. Además, ella ve los temas de alimentación, combustible, todo lo administrativo en general que es un tremendo trabajo y ella lo hace por amor al arte. Insisto, el equipo es una gran familia. Por eso agradezco tanto que me consideren siempre dentro del equipo, imagínate, que a un chileno le den la  posibilidad de correr este tremendo evento, es todo un orgullo, un sueño para los amantes del offroad.

-En Chile, antes de viajar, estuviste con Tomás de Gavardo…

-Sí, entrenamos algunos días juntos en el gimnasio P1. Le ofrecí toda mi ayuda y le dije que lo que necesiten allá, me avisen. Los conocí cuando ellos eran chiquititos.

Rodríguez irá en la Tropy con el número 276 y es compañero de equipo con Gerardo Iribe (hijo); Fernando Ferrand; Rafael López Navarro y Javier Herrador.

HERMANOS DE GAVARDO POR PRIMERA VEZ CORREN JUNTOS

Un desafío mayor se impuso el piloto Tomás de Gavardo (23) antes de enfrentar el próximo 31 de diciembre el Rally Dakar 2023 en Arabia Saudita. Junto a su hermano Matteo (21) y el experimentado venezolano Pedro González (55) disputarán a partir de la madrugada de este viernes 18 la versión 55° de la Baja 1.000, una competencia en posta de 760,91 millas (1.224.53 kms).

Por primera vez los hermanos De Gavardo disputarán una competencia de esta magnitud, donde fueron invitados por la organización, aceptando el desafío. Ambos son hijos de Carlo de Gavardo están en tierra mexicana desde el lunes probando la moto KTM 450 modelo cross country, con caja de motocross y el chasis de enduro, además del circuito que será en bucle.

De izquierda a derecha: Pedro González, Tomás y Matteo de Gavardo.

“Para nosotros -dijo Tomás- es una carrera absolutamente nueva, pero la vamos a realizar de la mejor manera y ojalá en menos de 24 horas. El terreno de la prueba está bastante destruido y es porque acá pasan todo tipo de máquinas, así que hay que aprender a lidiar con esto. Lo importante para nosotros, con Matteo y Pedro, es cruzar la meta final. Ese es nuestro objetivo”, indicó Tomás de Gavardo.

La competencia la partirá Pedro González, quien ha competido en diez ocasiones en esta carrera, por ello sus palabras e indicaciones son fundamentales para los hermanos de Huelquén. Luego seguirá en la posta Matteo para continuar Tomás.

Obviamente para los De Gavardo la carrera es absolutamente nueva, como asimismo el medio y el clima, ya que cada día se oscurece a las 16:30 horas y las temperaturas son altas, sobre 30 grados.

Terminado su primer tramo de competencia, Matteo conversó con MundoRally y entregó su sentir:

Si quieres ver la previa de Matteo de Gavardo, revisa el siguiente link:

https://www.instagram.com/p/Ck1jRBeJAjQ/

Puedes seguir la carrera desde acá:

https://score-international.com/liveTracking.php

Compartir
Nota previa¡Buen viaje!
Próxima notaEl WRC vuelve a Chile