Compartir

El piloto del Citroen-Monster-Pro Circuit-Rally Team quiere concluir con una destacada actuación esta temporada llena de contratiempos que lo motivaron a madurar conductivamente para sortearlos.

El optimismo se refleja claramente en Vicente Israel para enfrentar este sábado el Motorshow, la octava y fecha final del Campeonato Nacional, que se escenificará en la cuesta de Chacabuco.

El piloto del Citroen-Monster-Pro Circuit-Rally Team con enorme confianza quiere cerrar el año con una actuación destacada y ese entusiasmo está basado en los resultados alcanzados en la fecha pasada en el “Rally de Valparaíso” en el cual cortó una cadena de infortunios y la serie negativa que le impedía sumar valiosos puntos. Por ello que la competencia del sábado la mira con mucha confianza “Mi aspiración para este rally es subir al podio que me ayudaría a borrar todos los problemas que enfrenté este año y que sólo pude aminorar con lo ofrecido en la competencia de Valparaíso”.

-¿Un año muy complicado?
-Me sirvió para aprender, aunque fue duro ese camino, pero pude darme cuenta que debía enfrentar las competencias de otra manera, de menos a más. Ir un poco más lento, pero seguro. Me faltaba más experiencia para ir progresando paulatinamente y eso lo pude comprobar en la fecha pasada con mi cuarto lugar en la clasificación final.

-¿Recuperó la confianza?
-Exactamente, ya que tantos abandonos o accidentes en seis fechas consecutiva demostraban que había perdido el rumbo. Me presioné en exceso lo que me llevó errar y cometer algunas fallas producto del momento que vivía y que se agudizaba cada vez más al no obtener resultados en cada fecha. Ahora con toda esta experiencia tengo muy claro cuál es mi ritmo competitivo y paulatinamente iré aumentándolo, subiendo las exigencias. Por ello que en este fin de semana espero dar un nuevo paso hacia adelante, aguardando que sea grande, ya que comprobé que puedo realizar los mismo tiempos del grupo de vanguardia, los que realicé en la jornada del domingo, lo que me dejó muy contento, satisfecho y muy entusiasmado.

-¿Qué le parece correr sobre superficie asfaltado?
-No creo que sea un mayor problema, ya que hemos tenido oportunidades de correr sobre piso asfaltado como aconteció en el Rally de Vicuña. Vamos a entrenar mañana con Benjamín y Samuel para buscar la altura adecuada del auto, buscar el mejor punto de frenaje con los neumáticos y varios otros detalles para finiquitar la preparación en el “shake down” del día viernes.

-¿Ahora mira en forma positiva la temporada 2018?
-La forma de enfrentar las competencias es diferente por ello que miro con mucho entusiasmo el próximo año. Aprendí que hay correr en un ritmo seguro, sin tomar riesgos innecesarios, que con mayor experiencia voy aumentándolo y una clara prueba de ello fue lo realizado en la fecha pasada que me dejó muy conforme.

-¿Sigue en la clase R-3?
-Junto a Samuel continuaremos participando en la clase R-3, mientras que Benjamín ascenderá a la clase R-5 con el Citroen, que están terminando y se aguarda en el equipo que llegue a fines de diciembre o más tardar los primeros días de enero”.

Comenta en MundoRally

comments