Compartir

Con el triunfo de Ignacio Casale en la Etapa 4, en la que fue secundado por Giovanni Enrico, los deportistas nacionales también pasaron a encabezar juntos la clasificación general con El Perro de sólido líder y el antofagastino de férreo escolta. En tanto, Italo Pedemonte comenzó a escalar posiciones y ya es octavo.

Sortearon de gran forma lo complicado del terreno que enfrentaron en los 453 kilómetros cronometrados entre Neom y Al-`Ula, superaron a excelentes rivales que en cada metro recorrido les hicieron más difícil su faena. Pese a todas las dificultades, los chilenos tuvieron una gran jornada en el Dakar 2020: Ignacio Casale ratificó su liderazgo; Giovanni Enrico se acercó otro peldaño a la punta e Ítalo Pedemonte comenzó a descontar parte de la ventaja que dio en la etapa de lunes.

De izquierda a derecha: Italo Pedemonte, Ignacio Casale y Giovanni Enrico.

Casale impuso su experiencia de principio a fin, distinguiendo de gran forma en qué momento podía acelerar y cuándo debía cuidar, lo que no implica que haya sido una faena relajada. “Rompí dos neumáticos del lado izquierdo, pero igual pude terminar primero en la etapa y eso me tiene muy conforme. He mantenido la estrategia, haciendo buenas etapas, así que creo que vamos por buen camino y esperemos que los días que vienen sean igual de positivos para llegar a la meta entre los primeros”, dijo el dos veces ganador del Dakar (los años 2014 y 2018).

Ignacio Casale.

Si lo de Casale es notable, la labor que está realizando Giovanni Enrico es digna de todo elogio. El piloto antofagastino hoy arribó en segundo lugar y fue protagonista a lo largo de toda la etapa. Muy cansando, en el campamento, Enrico analizó su día. “Hoy fue sumamente largo, un día muy, muy extenso, con una de las especiales más rudas de las que he corrido, muy golpeadora, unos terrenos de mucha piedra tipo trial, que había que prácticamente escalar paredes de piedras. Más que agresivo para el quad, estuvo desgastador físicamente para uno”, dijo Enrico, quien mostró su alegría tanto en lo personal como por el golpe anímico para su equipo.

Giovanni Enrico.

-¿Qué sabe de la jornada de mañana?
-Será una especial un poco menos larga y ojalá no sea tan golpeadora, pero igual hay zona de piedras que hay que tener mucho cuidado con el quad y los neumáticos por lo que dijeron ahora en el briefing (reunión de pilotos donde se hace una pequeña explicación de lo que enfrentarán al día siguiente y se informa cambios en la hoja de ruta, en caso de haberlos).

El embrague le jugó una mala pasada el lunes a Ítalo Pedemonte, día en que perdió tiempo valioso para ir cuidando el quad de modo de poder culminar la etapa. Ayer ya mejoró algunas posiciones y hoy ratificó ese ascenso, culminando en séptimo lugar la etapa y escalando a la octava posición de la general.

Italo Pedemonte.

Lo destacable del trabajo de Pedemonte es que lo hizo en un terreno que fue hostil, lo que todos los pilotos recalcaron, incluido el mismo piloto antofagastino. “Hoy fue una jornada muy rápida hasta después de la segunda neutralización, luego fue mucho trial con arena que hizo muy lenta y pesada la etapa. Quedé cansado, pero dentro de lo normal para lo pesado que fue”, comentó Pedemonte y agregó: “Lo importante es que pude remontar posiciones a pesar de que había mucha tierra y más aún cuando alcanzaba a las motos de 2 ruedas”.

-¿Esperabas encontrar tantas piedras y rocas en estas etapas?
-Nooo, para nada. Se suponía que había dunas, que igual las habrá pero para la segunda parte de este Dakar. La verdad es que ya han sido muchos los kilómetros con piedras.

Comenta en MundoRally

comments

Compartir
Nota previa1gnacio
Próxima notaPese a todo, Chaleco es sublíder