Compartir

Un motivado bombero de Alto Hospicio (Iquique) adquirió un vehículo para transformarlo en Unidad de Rescate, el que se ha transformado en punta de lanza en los dispositivos de seguridad de cada rally del Club de Enduro Tamarugal (CET). Su propietario está orgulloso porque dice que más allá del costo que ha asumido en su implementación, “el día que salvemos una vida no tendrá precio”. Esta es la historia de Ángel Salazar y su aporte para un rally seguro.



DESDE PEQUEÑO.
“Yo entré a bomberos cuando tenía 14 años y en el tiempo me he capacitado en rescate vehicular. Como todos los rallyes largan y terminan en Alto Hospicio, donde yo soy bombero, siempre acudía a prestar el apoyo que se pudiera necesitar. Además, siempre me he sentido atraído por el deporte tuerca, era jeepero novato, iba al cerro Dragón el fin de semana y ahí vi que estaba la falencia de que no había una Unidad de Rescate”.

LA MÁQUINA. “Mi primo, Oscar Álvarez, me dijo tiempo atrás que iba a vender su jeep y le pedí que me la vendiera. Yo la quería sólo con el fin de hacer la Unidad de Rescate. La compré y empecé con el sueño, me demoré como un año avanzando de a poco. Me interesó hacer esto porque siempre, en todos lados, se prioriza la fiesta pero no la seguridad y quiero que sea al revés. Entiendo que la implementación de seguridad es cara, por ejemplo, una tabla de rescate no baja de los 200 mil pesos por parte baja”.

PIENSA EN GRANDE. “Esto está en pañales. Queremos sentar un precedente: que haya un antes y un después porque deseamos que esto siga y siempre apoyaremos a que los demás organizadores de rallyes, o las personas que vendrán después en este club, puedan dar más pasos para un rally seguro. No somos egoístas, queremos ayudar a las personas que van a correr y esto no es para lucirse uno, nosotros queremos estar 24/7 para el club que lo necesite, porque creo que ninguno tiene una Unidad de Rescate”.

I LOVE CET. “A don José Espinoza (presidente del club CET) lo conocía por haber venido como bombero de apoyo a las carreras. Ahí le plantee el proyecto de hacer la Unidad de Rescate y me dijo “dale, nosotros te apoyamos como Club CET”, pero le respondí que yo quería ser parte del Club, para meterme a fondo y apoyar desde mi tribuna como bombero, que es con una unidad de rescate. Se creyó en el proyecto que desde mi punto de vista es bien ambicioso porque quiero crear la conciencia de lo que es la seguridad. Quiero sumarme al dispositivo que funciona acá con los rastrillos, las motos, cuatrimotos y los jeep. Entonces, la seguridad acá en el CET la hemos inculcado y lo seguiremos haciendo”.

NON STOP. “Antes de una carrera, nosotros estamos dos semanas trabajando en el desierto porque las rutas las hace variar el viento, el agua, los temblores. La gente cree que estamos sólo el día de la carrera pero no es así, ya llevamos semanas dando vueltas por dónde será el rally. Con Pepillo, que sabe navegar muy bien, salimos a recorrer con antelación la ruta. Mi satisfacción es poder llegar a un rally, trabajar duro con los organizadores y deportistas para que al final ojalá no haya ningún lesionado y si lo hubo, haber estado ahí para salvarlo porque por más dinero que invertimos en el vehículo, el salvar una vida no tiene precio”.

COSA DE GRANDES. “Queremos presentar un proyecto a nivel de autoridades regionales y por qué no, también nacionales. Ya tenemos un buen punto de partida con este vehículo, pero a lo que postularemos no es a implementar unas pocas cosas, queremos tener una Unidad de Rescate completamente implementada, partiendo desde una camioneta que de verdad cumpla con todos los requisitos de motor y tracción para acudir a una emergencia en las dunas o sectores complicados, que se pueda introducir en ella a una persona en tabla, acostada. Postularemos a lo más alto porque acá queremos hacer las cosas bien. Si vamos a hacerlo, que sea como corresponde”.

NUNCA ES SUFICIENTE. “Un paso más próximo que queremos dar es el capacitar a todos en el Club CET, pilotos, navegantes, dirigentes, de cómo hacer una reanimación, rescates, traumas, inmovilización y en eso estamos, por lo mismo digo que estamos en pañales en cuanto a la creación de esta Unidad. Pero ya dimos el empujón inicial, el detalle es que todos dicen que sí, que van a apoyar y nadie hace nada concreto, todos esperan a que ni Dios lo quiera haya un accidente”.

BOMBERO, CHICO BUENO. “La idea es que la Unidad de Rescate no sólo se ocupe para el rally: todos los fines de semana sale la gente a dar una vuelta en su vehículo a las dunas y nos ha pasado: hemos recibido llamadas de urgencia por motoristas fracturados en lugares poco asequibles y ahí quedamos. Por eso queremos que la Unidad de Rescate esté siempre disponible.

GRACIAS TOTALES. “Desde que debutó el año pasado, al Vehículo de Rescate lo hemos equipado con baliza, elementos extras de seguridad y aprovechamos de pintarlo. Desde ya debo agradecer a Servi Maqui porque desde el comienzo se cuadraron con la idea; Tunning Ramírez, que hizo toda la gráfica; AudioBahn, que me hizo la amplificación e iluminación; José Suárez que pintó el vehículo; FFM Motor que aportan el lubricante y obviamente el CET que paga el combustible y para esta carrera, ellos pusieron la camilla de rescate”.

AYUDA A AYUDAR. “Quien quiera aportarnos para potenciar el Vehículo de Emergencia, el contacto directo es el Club CET a través de su presidente. Yo no tengo nada que ver con los dineros, yo me pongo a su disposición”.