Compartir

Otra vez los chilenos dieron la nota alta en el Dakar: mientras Casale ratificó su liderato, Enrico fue segundo en la etapa y Pedemonte culminó cuarto en el día.

Nuevamente los chilenos demostraron que en los quads, tienen mucho qué decir. Con otra sólida actuación, Ignacio Casale ratificó el gran nivel con el que llegó a este Dakar y entra en la etapa maratón (lo que significa que mañana al culminar el día él deberá hacerse solo la mantención / reparación de su moto, sin ayuda de sus mecánicos) en el primer lugar con una ventaja interesante pero no definitoria de 44 minutos.

El recorrido entre Wadi Al-Dawasir y Haradh fue de 886 kilómetros, de los cuales 410 fueron de especial, en una larga jornada por suelos duros y quebrados, que Casale completó en un tiempo total de 4 horas, 39 minutos y 25 segundos. “Fue una buena etapa, una especial larga, muchos kilómetros y llegamos muy tarde al bivouac, pero seguimos primeros en la general que es lo importante”, expresó Casale a su arribo al campamento y agregó: “Fue un día duro, con muchas piedras por lo que era muy fácil romper una rueda. Cuidamos mucho, mi objetivo era pillar a Vitse para que no me sacara mucha ventaja y así fue”.

Tras abandonar por problemas mecánicos el viernes, Giovanni Enrico se mantiene en competencia en la categoría Dakar Experience, lo que le permite hacer el recorrido pero sin espacio a ocupar un lugar en el podio final. No obstante, el antofagastino sigue dando la nota alta y hoy culminó en segundo lugar a 13 segundos de Casale.

Giovanni Enrico

“Se me corto el múltiple de escape en el kilómetro 130 y por suerte en el kilómetro 150 se podía hacer asistencia y mi equipo cambió todo el escape en tiempo récord. A pesar de esos nos quedamos con el segundo lugar de la especial”, dijo Enrico.

Y si de actuaciones interesantes se trata, lo que viene haciendo hace días Ítalo Pedemonte merece un párrafo especial. Sobreponiéndose a una serie de situaciones adversas, el también antofagastino ha cumplido días notables, de hecho, hoy arribó cuarto a poco más de 6 minutos de Casale, lo que lo ratifica en la séptima casilla de la general.

Italo Pedemonte.

Para este miércoles, la décima etapa de la carrera será el inicio de la jornada maratón, y comprenderá un recorrido de 608 kilómetros entre Haradh y Shubaytah, con una especial de 534 kilómetros principalmente por fuera de pista, más un tramo final entre las dunas.

Comenta en MundoRally

comments

Compartir
Nota previa‘Chaleco’ pagó la soledad
Próxima notaAl filo