Compartir

Vale la pena comenzar de una premisa: siempre, siempre se agradece y valora la presencia de los fans en la ruta. Pero también es cierto que cada vez que se ha invitado a asistir a la ruta, tanto pilotos como navegantes y la misma organización enfatizan que se haga en las zonas seguras.

Este año en general y en esta fecha en particular, la demarcación de las áreas prohibidas y permitidas ha sido casi perfecta. Horta Producciones ha invertido en kilómetros de encintado a lo largo de los primes para determinar dónde puede y no haber público.

La cinta roja no significa que los espectadores deban ubicarse detrás de ella. Simplemente, en esa zona, no debe haber nadie, premisa que hoy no fue respetada a cabalidad y a cada minuto son más las imágenes que MundoRally recibe donde algunos espectadores hicieron caso omiso a las medidas de seguridad que, justamente, están para protegerlos.

La cinta roja no tiene el poder de detener un auto en caso de accidente: por favor, NO te ubiques detrás de ella, #CuidaElRally

Uno de los casos emblemáticos es en el salto del prime 1 – 5 donde se puede observar a personas al borde de la ruta. El volcamiento del binomio de la N3 Luis Martínez – Juan Sanhueza desnudó la mala ubicación de los fans.

Si en algún minuto se pudo culpar a falta de preocupación de la productora, hoy los espectadores dejaron mucho que desear y lo delicado es que estamos siendo observados por todo el mundo en la candidatura mundialista.

Ante cualquier detalle negativo en un rally son los mismos fanáticos quienes alzan la voz para criticar, hoy son justamente a quienes se les debe solicitar y exigir que sean los encargados de dar el ejemplo. Si hay alguien mal ubicado, quienes respetan las reglas deben ser los primeros fiscalizadores pues por unos pocos, una fiesta puede terminar arruinada al ser cancelado un prime.

Compartir
Nota previa‘Kinito’ va por su primera vez
Próxima notaAl rojo