Compartir

Los cuatro chilenos que acudieron a la South American Rally Race culminaron los más de 3 mil kilómetros de competencia. En MOTOS1, Giorgio Carboni finalizó sexto mientras que John Medina lo hizo octavo, en tanto, en UTV, la dupla Massú – Heilenkotter fue sexta.

Y la segunda versión de la South American Rally Race ya es historia. Tras cumplirse ayer la octava etapa de la competencia, se puso punto final a un evento que pese a las restricciones sanitarias imperantes en todo el orbe pudo desarrollarse de manera impecable con más de 3 mil kilómetros de competencia disputados íntegramente en Argentina.

La jornada que marcó el cierre fue un rulo que tuvo 224 kilómetros de los cuales 124 fueron cronometrados y donde en la serie MOTOS 1 el mejor chileno fue Giorgio Carboni quien arribó a 30 minutos 59 segundos del argentino Diego Gamaliel Llanos, vencedor de la etapa, mientras que John Medina lo hizo a 1 hora 8 minutos 14 segundos del trasandino.

Si bien Carboni acudió con la idea de estar entre los mejores 5, el sexto lugar que ocupó es más que meritorio si se considera que los primeros cuatro días tuvo problemas con la línea de combustible de su moto y en la penúltima jornada se quedó sin combustible en plena carrera.

Giorgio Carboni.

“Después de los problemas de ayer, la misión de hoy era terminar y disfrutar, de hecho, volví a navegar súper bien pese a los problemas que tuvo la hoja. Lo que sí, si te concentrabas, podías encontrar los puntos ya que los kilómetros no calzaban, pero sí las notas”, relató Giorgio, quien agregó: “Estuvo atractiva la etapa. Tuvo tres especiales donde se mezclaron algunas rutas nuevas con tramos que ya habíamos recorrido, predominando las rutas tipo WRC muy rápidas y con saltos muy entretenidos. También tuvimos que navegar en la segunda parte de la carrera entre cerros y una cuesta, con lechos de río, muy rápida y rematamos con un superprime en el autódromo de La Rioja”.

-¿Qué balance puedes hacer de tu participación en la competencia?
-En general, creo que quedo con saldo positivo de la carrera y me sirvió mucho la experiencia. Rescato algunos temas puntuales como el que no había corrido 3.500 kilómetros antes y estoy muy conforme con mi resistencia física. Otro aspecto que valoro mucho es el de mi nivel de navegación y también con mi nivel técnico, con mi andar arriba de la moto. Quiero seguir mejorando y apenas llegue a Chile volveré a tomar clases de motocross con Raczo Tudor porque la base del enduro la tengo con los 18 años que practiqué la disciplina. Hay temas que deberé mejorar, como las previas a la carrera pues no puedo volver a llegar mal con la moto o como en este caso, tener muy pocas horas de entrenamiento con esta nueva moto para mí. Eché de menos zonas más extensas de navegación. Hubo pocas, pero complicadas. Pero me voy conforme en general, siento que de no haber tenido problemas con el inyector en los primeros días y lo de la bencina de ayer, los resultados habrían sido mejores. Valoro lo que hice, fue una carrera muy dura y por algo abandonó casi la mitad de los pilotos que largó el día 1.

“EL PRÓXIMO AÑO VENDRÉ POR MÁS”

Tras culminar su participación en la South American Rally Race, el piloto John Medina sólo tuvo palabras de agradecimiento y de valoración por haber sido parte de la competencia. ““Agradezco mucho el haber vivido esta experiencia, aunque creo que puedo dar mucho más. Este momento se lo dedico a mi familia, a mi equipo M3 Rally Team, a los amigos que nos apoyaron para estar acá y a todos quienes están preocupados de uno”, dijo Medina y añadió: “Ahora que ya culminó la carrera, me vino el cansancio. Fue una etapa tranquila y muy entretenida, tal como toda la carrera. Hoy, la misión era terminar y dimensionar en qué lugar culminé para así el próximo año venir por más. Estoy muy tranquilo con lo que hice este año porque una cosa es lo que uno planifica antes de venir y otra es la realidad acá. Esta es una excelente carrera”.

John Medina (izquierda), junto a su equipo M3.

-¿Qué rescatas de lo que aprendiste?
-La interpretación de la navegación y la resistencia que se requiere en este tipo de competencias. Esta fue la carrera más larga que he disputado tanto en kilómetros como en días.

“LÁZARO” MASSU

Estuvo muy cerca de abandonar. Tras sufrir el incendio de su UTV, el binomio Francisco Massú – Axel Heilenkotter analizó todas las opciones y tras recibir el respaldo de Federico Echegaray (piloto argentino que puso a disposición los repuestos que necesitara para el rearmado del buggy), optó por seguir en carrera, asumiendo las 6 horas de penalización para poder reenganchar.

La adversidad los puso a prueba y por lo mismo, el chileno que corre con licencia argentina no ocultó su alegría tras culminar en la octava casilla. “Estamos súper felices de haber terminado en octavo lugar pese a que estuvimos a punto de abandonar por el incendio en el auto. En esa etapa penalizamos 6 horas y nos dejó bastante rezagados (12°) pero seguimos día a día tratando de repuntar y estamos muy contentos con el resultado, creemos que el próximo año podremos hacer algo mejor”, dijo Massú.

-¿Cómo evalúas a tu equipo?
-Excelente. La verdad es que nos funcionó todo perfecto, el auto y la asistencia impecable, Axel (Heilenkotter, su navegante) un 7. No me puedo quejar de nada, estuvo todo espectacular.

-¿Qué te pareció la organización de la carrera?
-Bastante bien. Hubo muchos pilotos, varios de ellos muy rápidos y el SARR está creciendo cada día más, los equipos se están consolidando, luciendo una gran infraestructura, con camiones y camionetas de asistencia, el parque está creciendo enormemente, así que esto está tirando para arriba y cada año será mejor.

Comenta en MundoRally

comments