Compartir

Cuando la lógica apuntaba a que debían abandonar, los dos binomios chilenos sacaron su fiereza para mantenerse con vida en el South American Rally Race que hoy martes comienza su etapa Maratón.

La etapa que antecedió al día de descanso en South American Rally Race (SARR) fue brava. Durísima. Tanto, que amenazó seriamente a los binomios chilenos Fernando León – Bastián Tapia y Antonio Hasbún – Cristóbal Guldman con dejarlos fuera de competencia, aunque por diferentes motivos.

El camino de Valle Fértil a Chilecito (Argentina) estuvo marcado por el agua. La lluvia incesante fue factor clave en la carrera, en lo general, obligó a acortar la etapa y en lo particular, a Hasbún –Guldman le averió la electrónica que por la arquitectura del auto, tiene casi todos sus componentes mecánicos a la vista. En el caso de León –Tapia, por las complicaciones que le presentó a su camioneta 4×2 en temas de agarre y tracción.

Fernando León – Bastián Tapia.

“Pasamos varios sustos, especialmente en las zonas angostas con barrancos. Lo otro que nos complicó y perdimos algunos segundos era en las subidas con barro. Además, hubo varias curvas muy cerradas, incluso en un momento no pasábamos y tuvimos que avanzar de lado”, admitió el joven navegante Bastián Tapia.

El mismo navegante de Fernando León declaró: “Anduvimos bien, aunque no era una etapa para nosotros. Fue muy trabada, con ríos secos muy pesados y por tener tracción simple nos costaba más avanzar, debimos transitar por sectores angostos y nuestra camioneta es muy ancha pero aún así pudimos culminarla y llegamos íntegros al día de descanso, jornada que los muchachos (mecánicos) aprovecharon para desarmar la camioneta completa y dejarla lista para la etapa maratón”.

Quien también aprovechó el día de descanso para trabajar en su máquina junto a los mecánicos fue la dupla Hasbún – Guldman. El piloto, antes de antes de dedicarse a la reparación y mantención del auto repasó la Tercera Etapa del SARR: “Otro día malo. Partimos por un río con mucha agua y algo se mojó en la electrónica por lo que el auto falló en toda la etapa. Lo único rescatable es que seguimos en carrera”.

Antonio Hasbún y Cristóbal Guldman debieron realizar reparaciones en plena ruta.

Para mañana martes la competencia retorna con todo, pues será el comienzo de la etapa Maratón (jornada tras la cual no recibirán asistencia de parte de sus mecánicos), que unirá Chilecito con Fiambalá. Si las condiciones climáticas lo permiten serán 412 kilómetros, de los cuales 314 serán cronometrados divididos en tres especiales de 91, 64 y 159 kilómetros respectivamente.

Comenta en MundoRally

comments