Compartir

Más que meritorio lo hecho por los hermanos Jaime y Felipe Prohens: mientras el mayor se ubicó 2° en autos, Felipe terminó 13° en la general de motos y 4° a nivel nacional.

Son un emblema del Rally Cross Country nacional y es por ello que después de meses sin verlos en acción, alegró contemplarlos surcando la arena de la Región de Atacama. Tanto Felipe (motos) como Jaime (autos) han estado alejados de la actividad y retornaron en el Atacama Rally y lo hicieron de gran forma.

Jaime Prohens – Víctor Silva, segundos en Side by Side o más conocidos como UTV.

Jaime estuvo meses desarrollando su UTV y llegó a la cita con nuevos colores, lo que de entrada no pasó inadvertido. Asumido que su Polaris no lo acompaña en velocidad final pero sí en sectores trabados y donde prime la potencia, supo sacar provecho a esas cualidades para terminar segundo navegado por Víctor Silva.

Lo de Felipe es simplemente para aplaudirlo considerando que fue su primera carrera federada del año. Tras las 5 etapas se ubicó 13°, pero no hay que olvidar que los 10 primeros lugares los acapararon los pilotos de las escuderías oficiales. Y en el plano local se ubicó en la cuarta casilla.

En la meta, Felipe Prohens recibió el mejor trofeo: el beso de su pequeña hija (Foto: Sofía Muñoz).

El buen desempeño de los deportistas en la ruta, quienes completaron la totalidad del trazado del Atacama Rally, sumando al excelente trabajo de su staff mecánico, es mérito más que suficiente para que a juicio de MundoRally, el team liderado por los hermanos Prohens sea el Equipo Liqui-Moly del Atacama Rally.

Comenta en MundoRally

comments