Compartir

El piloto del Clio aspirado junto a su hermano Cristóbal, esperan conservar el título conseguido en la fecha pasada y también poder acercarse más a la punta de la R3.

Tras un largo tiempo, los binomios del RallyMobil regresan a correr los caminos mixtos de la quinta región en el que será el Gran Premio Valparaíso los días 10, 11 y 12 de noviembre. En esta la penúltima fecha del campeonato, los hermanos Ibarra del equipo Renault tendrán que sortear los 13 tramos preparados para el fin de semana que suman 655.6 kilómetros de recorrido total de rally de los cuales 147.7 son de pruebas especiales.

“Regresar a la región es muy grato para nosotros, sobre todo por la cercanía con Santiago, ya que favorece bastante la logística. Además, como la mayoría de los caminos serán en Casablanca, que tiene combinación de caminos trabados con otros más suaves, lo que a nuestros autos les acomoda bastante”, expresó Ramón Ibarra.

Para Ramón y Cristóbal Ibarra -ambos pilotos de la R3- las rutas de la quinta región son conocidas, aunque “hay algunos caminos en sentido inverso y otros que son nuevos. Lo único malo de este rally es que habrá más de 60 kilómetros desde la asistencia hasta donde corremos, que es la Viña Matetic, por lo que los enlaces serán agotadores”, aclaró el piloto que se coronó como el Renault Clio más rápido de la fecha anterior en Rancagua.

Cristóbal Ibarra – Sebastián Vera.

En esta que será la penúltima carrera de la temporada 2017 del RallyMobil, el equipo de la marca francesa espera tener una buena fecha ya que “algunas rutas son un poco más trabadas y ahí podemos andar bien, por lo que se augura una buena fecha para nosotros y también me quiero mantener como el mejor Renault de la competencia. Hemos trabajado harto en los autos para que todo salga bien y no fallen. Por lo que vamos bien preparados. Además, ser locales nos hace ir con más sensaciones positivas”, concluyó el mayor de la marca del rombo.

Comenta en MundoRally

comments