Compartir

Pablo Muñoz las hizo todas. O casi. En la previa, ayudó a la organización del Rally Salitreras y durante la carrera no lo pensó dos veces antes de ayudar a dos pilotos en la ruta, sacrificando toda opción deportiva personal.

Mientras iba cumpliendo una navegación impecable vio a dos amigos con problemas mecánicos en la ruta y se detuvo para trabajar en la mecánica de sus motos. A uno pudo auxiliarlo para volver a la competencia pero con el segundo, no tuvo la misma suerte y se quedó esperando hasta que llegó el rastrillo antes de continuar su camino.

Por su espíritu deportivo, MundoRally reconoce a Pablo Muñoz con el Premio RUDEL Fair Play en el Rally Salitreras 2019.

Comenta en MundoRally

comments