Compartir

Emilio Fernández cerró de manera brillante su participación en el WRC de México abrochando el segundo lugar de la categoría WRC3, navegado magistralmente por Rubén García.

Le gusta ser parte de la historia del rally nacional a Emilio Fernández. Fue el primer chileno en ganar un tramo mundialista en Europa cuando fue parte del Mundial Junior, misma temporada en que se subió al podio en Turquía. Ahora, en su debut con Rubén García en la butaca derecha, en la primera fecha de su año mundialista (al menos con un par de fechas confirmadas cuando el WRC retome su calendario normal), se quedó con la segunda casilla en la categoría WRC3.

Esa experiencia mundialista al haber tenido una temporada midiéndose con parte de los mejores de su generación hoy le permite tomarse las cosas con calma y con una prolijidad y orden digna de todo elogio, culminó a 4’11”1 detrás del boliviano Marcos Bulacia y aventajando por 3 minutos 11 segundos 8 décimas al local Ricardo Triviño.

Un detalle interesante: en las últimas dos especiales realizadas en el Autódromo Shell V-Power se quedó con el primer lugar, aventajando a Bulacia por 5 décimas de segundo y luego por seis, en una tramo de sólo 1,62 kilómetros, haciendo honor al nombre del prime: Rock & Rally león, demostrando toda su experiencia en pista gracias a su pasado como piloto del CASV donde llegó motivado por su padre homónimo y de donde guarda varios trofeos.

Si bien en el plano internacional siembre había cumplido positivas actuaciones, le faltaba un resultado de esta resonancia en el que claramente también brilló la paciencia y sapiencia del experimentado Rubén García, quien vuelve al mundial de rally subiéndose al podio ¿Podría haber sido de mejor forma su vuelta al plano internacional?

Dentro de toda la planificación realizada por Fernández, hay un punto no menor y es el equipo con el que quiso mantenerse trabajando: Toksport. Emilio es un estudioso casi obsesivo, cuyo silencio y bajo perfil a veces resulta intimidante pero es porque la mayor parte del tiempo está pensando en sus próximos pasos y en la elección de quién le brindaría asistencia es una muestra clara, staff que estuvo liderado por el lado chileno por el experimentado Eduardo Moya, a quien sumó el año pasado a su equipo y en quien Fernández confía todas sus decisiones. En cada etapa y antes de salir de cada asistencia, recibió un auto confiable que claro, el piloto SUSARON supo administrarlo para coronar de manera brillante este segundo lugar.

El WRC de México, que culminó anticipadamente a raíz de los cierres de aeropuertos europeos y estadounidenses por la pandemia del Coronavirus, fue ganado en la serie mayor por un piloto que se acomoda muy bien a las tierras aztecas y se ha declarado amante de México y que de paso, logró la primera victoria con sus nuevos colores de Toyota Gazzo Racing: Sebastien Ogier, quien fue escoltado por Ott Tänak (a 26”7) y por Teemu Suninen (a 36”3).

La próxima parada del Campeonato Mundial de Rally es incierta ya que le correspondía Argentina, sede que a raíz del escenario mundial debió posponer su fecha.

Comenta en MundoRally

comments