Compartir

Un caballero con todas sus letras. No la tuvo fácil el piloto de la R3 Lite Lautaro Marini, pero lo resolvió todo de la mejor forma.

Antes de salir a los primes de la mañana del domingo tuvo algunos problemas que lo hicieron abandonar el parque cerrado con minutos de retraso, tiempo que lo obligó a largar en medio de la categoría R5, serie que está en plena definición. Conocedor de la situación, cada vez que el tiempo le indicaba que un auto estaba próximo a alcanzarlo, buscaba un lugar para estacionarse y dejarlo pasar.

Su espíritu deportivo incluso lo llevó a solicitar ser penalizado con tal de largar en el último lugar de la carrera, lo que no fue permitido así que durante toda la etapa se dedicó a ir atento para no obstaculizar el paso de nadie, aunque hubiera espacio suficiente para ser sobrepasado.

Por más que haya sido lo que correspondía hacer, no vamos a dejar de mencionarlo pues en situaciones similares, otros han obrado de manera diferente.

Felicitaciones, Lautaro, Premio Fair Play de MundoRally en el Gran Premio de Pichilemu 2018.