Compartir

Matías Leiva no la tenía fácil: El Gran Premio de Los Ángeles fue la primera carrera junto a su piloto, el peruano Mario Hart, en un nuevo vehículo para él, pues dejó el Renault Clio en que navegó a Sebastián Silva para subirse al DS3 de Hart.

Y Leiva estuvo a la altura para llevar a su piloto a lo más alto del podio de la categoría R3 Lite. Ordenado, sin vacilación cumplió un rol destacadísimo pues se debe considerar que a diferencia de los pilotos de las otras categorías, para Hart era la primera vez corriendo en Chile (su único registro era del MotorShow 2018), por ende, desde la confección de la hoja de ruta la palabra del navegante fue clave.

Ganaron 7 de los 9 primes disputados, demostrando su experiencia y sapiencia, motivos más que suficientes para alzarse como el más destacado del Gran Premio de Los Ángeles.

Felicitaciones, Matías Leiva.

Comenta en MundoRally

comments