Compartir

Ganó todas las etapas, superando a Rafal Sonik (ex campeón del mundo y ex ganador del Dakar) por más de 38 minutos. Navegó a gran nivel y aceleró inteligentemente, argumentos que lo alzaron como el mejor de la categoría Quads.

Llegó cauto. Es que la caída en el Dakar que lo dejó tempranamente eliminado aún dolía en lo íntimo. Si bien había cumplido buenas actuaciones en el plano local, a Giovanni Enrico le faltaba una competencia para sacudirse de los fantamas dakarianos y en el Atacama Rally lo hizo de la mejor forma.

Giovanni Enrico.

Las palabras de elogio de Rafal Sonik en la conferencia de prensa inicial, donde entre otras loas lo sindicó como un futuro ganador del Dakar, tal vez fueron el factor que terminaron por darle la seguridad que Enrico necesitaba. Si bien jamás abandonó su postura de bajo perfil, en la ruta se mostró como un gigante: inteligente en el prólogo, rápido en la ruta, acertado para navegar y mente muy fría.

Ganó todas las etapas cómodamente, lo que le llevó incluso a superar a Sonik por poco más de 38 minutos. Y tras ganar la dura competencia, tampoco perdió su humildad felicitando a sus adversarios y agradeciendo incluso a amigos que ya no están en este plano. Simplemente, crack.

Por todos los argumentos que lució en la semana de competencia, para MundoRally, el Mejor Piloto Liqui Moly del Atacama Rally fue Giovanni Enrico. ¡Felicitaciones!

Comenta en MundoRally

comments