Compartir

El piloto antofagastino Luis Barahona ya palpita lo que vivirá en poco más de una semana en el Atacama Rally, prueba que lo traerá a las competencias tras su exitoso paso por el Dakar 2019.

Tras conquistar el séptimo lugar en el Dakar 2019, Luis Barahona había estado ausente como piloto de las competencias. Como piloto, claro, porque contribuyó al éxito del Rally Travesía Atacama hace un mes en la confección de la hoja de ruta “Así que por ética no podía competir ya que hice la ruta. Además, tampoco había una categoría para mí y si me mido con pilotos que tienen menos experiencia que yo, los termino desalentando y a la larga, perjudicándolos”, comentó Barahona.

En el marco del Atacama Rally (31 de agosto al 7 de septiembre), competencia válida por la Copa del Mundo de Rally Cross Country para motos y quads, el antofagastino volverá a enfrentarse a la adrenalina y pese a lo que pudiera suponerse, la ansiedad no lo desborda. “En el Dakar confirmé lo que sabía de estas carreras de largo aliento, que lo primero es superarse a uno mismo, terminar el día y luego mirar los tiempos. Hay que considerar siempre los recursos con los que uno cuenta, mirar las edades de los rivales y después mirar la tabla de posiciones. Claro, yo soy amateur pero entreno como profesional, cuido mis comidas, hago preparación física con asesoramiento, salgo a andar en bici, entreno con hoja de ruta porque hay que aguantar estos 5 días que serán durísimos. Lo importante es nunca abandonar”, señaló el piloto.

-¿Cómo sientes que llegas al Atacama Rally?
– Creo que pese a la falta de carreras, llego bien porque he hecho una preparación muy profesional. Después de años de correr, en que uno se cae, se frustra, uno llega a estas carreras con un switch más maduro para soportar la carrera. Sacar la moto de una trampa de arena uno se lo toma con más calma y menos desesperación, se le otorga valor a la alimentación que sirve para recuperarse y en la previa, una preparación física es clave.

-A propósito de preparación, ¿cómo ha estado la previa?
-Debo agradecer a Centro kinésico Galeno, con Aldo y Miguel que en gran parte podré correr gracias a ellos (risas).

-¿Qué pasó?
-Es que el otro día estaba entrenando en un circuito y me caí de la moto. Hicieron un trabajo de lujo, en menos de dos días me quitaron todos los dolores y ya me tienen listo para largar el Atacama Rally.

A la hora de revisar el panorama que le espera en la primera semana de septiembre, Barahona no tiene secretos: “La clave será la navegación. En el AtacamaRally ir a fondo todo el rato no sirve. Por lo menos en quads no. Los marcajes en la hoja son cortos, se necesita más ir leyendo e interpretar que acelerando siempre acelerando. En estos vehículos ves puras manchas en el roadbook si vas siempre a fondo por la vibración. Es ahí donde vuelvo al punto que la experiencia enseña y mucho, por ejemplo, yo marco con no más de cuatro colores y lo realmente clave, ya que por largar después de las motos, nos toca ir confirmando a los que nos anteceden ya sea para bien o mal, pero es raro que un quad abra ruta. Eso lo hacen las motos. Lo nuestro es resistencia porque al ir sobre cuatro ruedas y a eso se le suma que son bajas, puedes romper algo en cualquier momento a diferencia de las motos, así que en el trabajo previo uno debe concientizarse de que tocará hacer algo de mecánica en la ruta.

Karen Valderrama, además de su pareja en el día a día, es el pilar de Barahona en lo deportivo. En la foto, durante el Dakar 2019 en Lima, Perú.

El piloto que viste los colores del Gobierno Regional de Antofagasta – Centro Kinésico Galeno – Clínica CEON – LubriStop – Trancenter tiene claro el panorama que le espera en la única fecha de la Copa del Mundo de Rally Cross Country que se desarrolla en nuestro continente. “Va a ser un Atacama muy difícil. Cuando bajemos en el mapa hacia Vallenar habrá pisos durísimos y si me preguntas, creo que será uno de los filtros de la carrera ya que habrá muchos problemas mecánicos y vehículos rotos. En tanto, cuando nos dirijamos hacia Diego de Almagro nos enfrentaremos a la chusca, que es otro elemento a considerar”, analizó el antofagastino quien tuvo palabras de agradecimiento a quienes le permiten llegar al rally cross country más importante que se desarrolla en América: “Además de las empresas que confían en mi trayectoria, decir gracias a Karen (Valderrama) es poco. Es mi partner, no podría estar en este desafío si no fuera por ella. Su trabajo es invaluable y su apoyo más aún, como el de algunos amigos que siempre están”.

-Antes de Dakar tenías una buena comunicación con Ignacio Casale y en Perú, el vínculo se solidificó, ¿qué sientes ahora que sabes que correrás contra él?
-Como te decía, lo primero es medirse uno mismo, pero claro, que haya un piloto como él en la línea de largada motiva. No correré buscando ganarle, pero sí me servirá como parámetro, para saber dónde estoy parado.

Comenta en MundoRally

comments