Compartir

Terceros en Argentina y cuartos en el mundo. El binomio Pedro Heller – Pablo Olmos conquistó su segundo podio consecutivo a nivel planetario, logro con el que sumaron 15 puntos que los ascienden a la cuarta casilla del orbe en la categoría WRC2.

Y salieron al ataque. Muchos señalaban que era una quimera el que buscaran ir más allá, pero Pedro Heller y su navegante Pablo Olmos se encargaron de derribar ese pensamiento. En los 55,27 kilómetros cronometrados de hoy, el binomio mantuvo el ritmo de los días previos demostrando que no se conformaban con el cuarto lugar, de hecho, en los tres primes disputados hoy culminó en tercer lugar.

El buen trabajo tanto del piloto como del navegante dio fruto y de paso, la salida de Kalle Rovanperä, quien lideraba la categoría WRC2, les permitió culminar el WRC de Argentina en la tercera posición, mismo lugar que conquistaron en México el 11 de marzo.

Desde que Heller – Olmos comenzaron su trabajo mundialista, siempre dijeron que el plan era a cuatro años. La primera temporada sería de aprendizaje, la segunda de crecimiento con algunos resultados y la tercera sería en la que buscarían estar en lo alto de la tabla. Y hasta ahora, están cumpliendo al pie de la letra lo planificado.

“Fue un fin de semana espectacular. Logramos mantener la constancia y el ritmo, y gracias a eso, escalamos este domingo del 4° al 3° lugar, lo cual nos deja completamente satisfechos. Siento que hemos cumplido con creces los objetivos que nos planteamos para este 2do año del Rally Mundial, que era sumar kilómetros y volvernos competitivos”, dijo Pedro Heller, quien agregó: “No puedo dejar de agradecer al equipo de mecánicos de M-Sport que se han esmerado en entregar en cada asistencia un auto 100% confiable, sin importar lo castigado que llegara cada día. También agradecer a los compratriotas que nos acompañaron en la ruta, ese apoyo también es fundamental en esta aventura”.

“El podio superó nuestras expectativas. Si bien las ganas y la esperanza siempre están, había que considerar que estaban corriendo esos tres ‘monstruitos’ de Skoda más Greensmith en un Ford, entonces era difícil. A eso debemos sumar que estaban todos los sudamericanos más fuertes: Saba, Dominguez y Cancio. Contra ellos tres nunca nos habíamos medido y sabemos el nivel de pilotos que son, así que el podio es increíble, un poquito impensado al comienzo pero nos repusimos bien al tumbo que tuvimos el viernes”, comentó el navegante Pablo Olmos.

-¿Qué fue lo más complejo que debieron superar este fin de semana?
– Justamente, el volcamiento en el tercer tramo del viernes. En el momento en que empezó el vuelco hasta que nos detuvimos, pensamos que se habría destrozado todo. Pero no y a medida de que fuimos viendo que el auto no tenía ningún daño volvimos a recuperar ritmo y la verdad es que Pedro estuvo muy, muy frío de la cabeza y manejó excelente a pesar de haber tenido un volcamiento en la misma especial. Estuvo a muy alto nivel y nunca perdió la confianza.

Consultado por aspectos positivos de la carrera, uno con que Olmos quedó gratamente impresionado es con “la cabeza fría que tuvo para resolver algunas situaciones o para reponerse a otras, como el mismo volcamiento. Me sorprendió gratamente”.

El tercer lugar que conquistaron en Argentina no vino solo. Merced a los 15 puntos que conquistaron, ahora exhiben 30 unidades en la tabla por lo que Pedro Heller – Pablo Olmos saltan del décimo al cuarto lugar de la clasificación general de la categoría WRC2, antecedidos por Pontus Tidemand, primero, con 68 puntos; Jan Kopecky (50 puntos); Greensmith (36). “Hay que seguir trabajando, siendo autocríticos como lo hemos sido hasta el momento y aceptando las críticas que vienen con buena onda para ayudarnos a crecer”, comentó Olmos con su tradicional humildad.