Compartir

El piloto Rodrigo ‘Yiyo’ Illanes fue la gran figura del Enduro Rally realizado ayer en Iquique con más de una treintena de deportistas. Si bien fue el más rápido de todos, adelantó que lo suyo no es un retorno. La jornada, desarrollada en un ambiente de grata camaradería, también vio el regreso de ‘Kako’ Oxa.

Un éxito por dónde se le mire. Excelente convocatoria de deportistas y espectadores, grato ambiente, interesantes resultados deportivos, organización a cargo del CET (Club Enduro Tamarugal) impecable, todo coronado un grato sol en Iquique. Ese fue el marco en el que se disputó el Enduro Rally, competencia que mezcló ambas disciplinas en un circuito de 50 kilómetros que fue recorrido en dos ocasiones con la modalidad GPS.

Importante mencionar el alto nivel organizativo, que contó con un sólido staff en todas las áreas y que fue apoyado de gran forma por los Diablos Rojos, agrupación de jeeperos que contribuyó con la seguridad y desplazamiento en ruta.

Pilotos experimentados y otros, con el nerviosismo de su debut figuraban en las categorías ATV (Quads); Motos y sus subcategorías Novicios, Máster, Experto, y Equipos; y claro, la infaltable UTV a esta altura.

‘Yiyo’, como antes…

Los casi cinco años de inactividad en cuanto a motos se refiere, no se le notaron a Rodrigo Illanes. El ex dakariano desde que largó impuso un sólido andar y al menos en la ruta, demostró que los fantasmas de su accidente eran tema superado, más si se consideran los poco más de 3 minutos que registró sobre su más cercano perseguidor. Eso, hasta que se bajó de la moto y aclaró todo. “Fue un lindo día, una gran carrera, pero no volveré a las motos, esto fue algo puntual”, dijo ‘Yiyo’.

Antes de largar, Illanes ya irradiaba optimismo.

Ya más tranquilo, el piloto aclaró su punto de vista. “No pretendo volver a las motos. Lo mío es hoy el jeep y el triatlón, hoy volví a la moto porque no estaban mis amigos jeeperos y porque queríamos estar para apoyar esta linda iniciativa de don José (Espinoza) y ‘Pepillo’ (José Espinoza hijo). Eso nos planteamos con ‘Nachito’ Cornejo (piloto que terminó cuarto en este Dakar) y ‘Pepe’ Cornejo (padre de Ignacio)”.

-¿Cómo se gestó tu participación?
-Algo hablamos en la semana con ‘Nacho’ y tanto él, su hermano (Antonio) y Pepe me prepararon la moto y me hicieron un plan de entrenamiento. El viernes salimos a probar y aquí estamos. Nunca fue la idea venir a correr, sólo quería participar, pero se dieron los tiempos y estoy contento. Pero insisto, no es mi regreso a las motos, fue un touch & go (risas).

En la categoría Expertos, acompañaron a Illanes en el podio Yermolay Moscoso (a 3 minutos 08 segundos) y Mario Gacitúa (a 11’36”).

Kako sí vuelve

Donde también se vivió una hermosa jornada con aires de reminiscencia fue en los cuatriciclos. La categoría fue ganada inapelablemente por Diego García, sin embargo, todas las miradas se centraron en su escolta, Cristián Oxa, o ‘Kako’ como le dicen sus amigos. Después de dos años alejado de la actividad lució un interesante andar en su moto que es más bien para zonas trabadas comparada con la Yamaha de García.

“Estoy feliz. Me sentí muy bien y creo que este segundo lugar es súper bueno, considerando que mi moto es más pesada y que hasta hoy, sólo había hecho preparación física. Me costó decidirme a volver, pero después de hablarlo con mis cercanos decidimos darle cuando quise pensarlo, ya todos estaban embarcados así que era sin vuelta atrás (risas)”, dijo Oxa quien agregó: “Fue una carrera bien técnica, difícil para quienes corrían por primera vez. Partí penúltimo y empecé a alcanzar a otros pilotos y cuando vi que estaba segundo, me dije “hasta aquí no más, para tonteras no estamos”, por lo que de ahí en adelante me mantuve ya que si me engolosinaba podía cometer un error y pagarlo caro, además que estos ‘cabros chicos’ están andando muy fuerte, se nota que tienen 10 años menos que yo (risas)”.

-¿Volverás a correr en el año?
-Sí. Queremos ir al Desafío del Desierto, para lo que creo que cambiaré de moto y si es factible, quiero correr alguna fecha del Baja Atacama. Para lograrlo y tal como hoy, no puedo no dar las gracias a mis mecánicos que se la jugaron por completo y tenían más fe que yo (risas) y obvio, agradezco el apoyo de mi familia.

Master, con M de Muñoz

“Más que mi resultado, quiero destacar el que personas particulares hayan organizado esta hermosa fiesta. Lo hecho por don José y Pepillo se merecen todo nuestro reconocimiento”. Así partió la charla con el ganador de las serie Master (Motos), Mario Muñoz, quien cubrió el trazado en 55 minutos 40 segundos, escoltado por Alberto Araya (a 2’37”) y por Feliz Alcayaga (a 5’07”).

“La ruta que eligieron estuvo muy buena”, dijo Muñoz quien destacó el ambiente de camaradería que reinó en la mañana iquiqueña. “Estoy feliz de haber encontrado con amigos que hace años no nos topábamos y contento de ver caras nuevas, pues hace 4 años que no me daba una vuelta por acá”, expresó el vencedor.

Novicio entusiasmado

La edad es sólo una limitante mental. Así lo demostró hoy Mario Cifuentes, quien con 37 años cumplió su primera carrera y lo hizo de la mejor forma, quedándose con la categoría Novicios. En su sólido andar superó a Fabián Pacheco por 3 minutos 9segundos y a Matthia Véliz por 19 minutos 31 segundos.

“Estoy feliz porque siempre salía a andar con mi grupo de amigos y fue una muy buena experiencia la de hoy. Esto se lo dedico a Nova Pro (sus amigos) porque cada vez que salíamos a la ruta se preocupaban de explicarme todo y hace dos días, cuando salí por primera vez solo, me decidí a correr”, comentó el flamante ganador.

“¿Sustos? No pasé ninguno, sólo tuve unos percances, como el que se me cortara una correa del camel (mochila con líquido hidratador). Quedé con todas las ganas de seguir y más adelante poder subir a otra categoría”, expresó Cifuentes.

Rally para todos

Una categoría que el CET instauró tiempo atrás y que crece en adeptos es la de Equipos, donde parejas o tríos largan juntos y deben culminar de la misma manera. En esta ocasión 5 duplas y dos tríos dieron vida a una de las series que más llamó la atención, más si se considera que uno de los tríos fue femenino (Amelina Améstica, Elizabeth Puebla y Gabriela Puebla) y completaron todo el trazado.

Finalmente, en la modalidad Equipos los tres primeros lugares fueron ocupados por duplas, siendo ellos John Mac-Guire – Alexis Farías con 55 minutos 18 segundos; Gastón Cerda – Tomás Salinas (a 5 minutos 12 segundos) y Miguel Cuevas – Cristopher Monsalve (a 11’54”).

“Fue una carrera muy entretenida porque predominó lo que hacemos con John, que es el enduro y lo mejor es que tenemos manejos similares, por lo que más lo disfrutamos ya que tenemos ritmos parecidos”, dijo Alexis Farías, uno de los pilotos vencedores.

“Hace 8 años que no corría contra el reloj y fue muy entretenido. La verdad es que ese instante previo a largar, es mágico, hace que todo valga la pena. En mi caso, volví a correr más que todo para apoyar a José y a Pepillo, además que esto de los equipos fue una sorpresa para mí. En cuanto a los tiempos, anduvimos muy bien, de hecho, metimos mejor tiempo que la categoría Máster”, comentó Mac-Guire, quien no se cansó de alabar la presencia femenina: “Encuentro notable que se sumen mujeres a este deporte y que busquen hacerlo de igual a igual”.

Un punto que mencionó Mac-Guire y que fue compartido por todos los pilotos fue la presencia de Ignacio Cornejo, quien ocupó el cuarto lugar en el Dakar 2020. “Que se haya venido a asolear con nosotros es fantástico, confirma que la pasión corre por sus venas”, expresó el piloto ganador de Equipos.

Comenta en MundoRally

comments