Compartir

La dupla más ganadora de Chile lo hizo otra vez. En el Gran Premio de La Unión – Río Bueno, Jorge Martínez y Alberto Álvarez lograron la ventaja matemática que los convierte nuevamente en Campeones Nacionales.

Fue un contexto diferente. Por el clima social imperante en Chile, no se realizó la segunda etapa del Gran Premio de La Unión – Río Bueno por lo que los 13 puntos que obtuvo el binomio Jorge Martínez – Alberto Álvarez en la etapa sabatina les permitió separarse 41 unidades de sus escoltas, quedando 39 en juego. De este modo, Jorge conquistó su noveno título de Campeón de Chile y Alberto, el décimo.

“El objetivo a principio de año era dar la pelea por el campeonato e idealmente ganarlo. Se dio antes de que terminara la temporada y eso nos deja muy satisfechos y orgullosos en todo sentido: contamos con un equipo competitivo, con una logística de primer nivel, nuestro jefe de equipo y mecánicos son increíbles, los auspiciadores se han portado de lujo, en resumen, es un todo”, comentó Jorge Martínez con la tranquilidad que brindan los días desde que culminó la cita sureña.

El equipo CB Tech Rally by Skoda además de coronar a Jorge – Alberto en el primer lugar, tiene a sus tres binomios entre los 5 mejores del año.

-Quienes estamos en la ruta vemos lo ruda que es la lucha por conquistar un punto, de hecho, fue tan reñido que ningún binomio sumó los 29 puntos este año, ¿cómo se explica que pese a lo disputado del año seas campeón anticipado?
-Es que hay cosas circunstanciales. Tal vez el puntaje no lo grafica pero siempre hubo alguien en la pelea arriba, estaba Pedro (Heller), el Ale (Cancio), llegaba Benjamín (Israel) o Beto (Heller) y así un par de pilotos que en algún momento dieron la pelea pero la gracia es que nosotros fuimos regulares, siempre estuvimos. Nunca tuvimos ningún problema y creo que la constancia fue la clave.

-¿Qué se siente ser el mejor en un grupo de tan alto nivel?
-Es un orgullo. Estamos todos cerca y en cada fecha hay uno que explota, es más, creo que la categoría R5 de hoy debe ser la más competitiva de todas las series en la historia del RallyMobil. Hay un grupo de excelentes pilotos, equipos serios trabajando con ellos, sin mirar en menos el pasado, al contrario, valoro lo que hicieron antes, pero lo de hoy es muy potente.

A fondo y dando espectáculo en Río Bueno – La Unión: Jorge Martínez y Alberto Álvarez.

-Tu noveno título llega de la mano con la décima corona de Alberto Álvarez, ¿qué nos puedes decir del trabajo que realizan?
-Con el ‘Negrito’ partimos a fines del 2003, es mucho tiempo juntos. Tenemos una buena relación y los resultados son producto de la buena comunicación que tenemos. El respeto nos llevó a la amistad y hoy es uno de mis mejores amigos, luchamos por lo mismo y se nos da esa complicidad de binomio con que sólo con mirarme sabe lo que estoy pensando y viceversa. Sabe mis mañas, me calma o me apura según lo que se requiera.

Jorge no guardó elogios para su navegante y amigo, Alberto Álvarez.

-Los fans del rally siempre te quisieron ver en un auto competitivo y ahora se dio, confirmando eso de que todo llega a su debido tiempo, ni antes ni después
-Totalmente de acuerdo. El auto que corro hoy es superior al que corrí antes, pero eso no va de la mano con que antes hubiera sido campeón, porque yo sigo aprendiendo y tal vez el año pasado, en este auto, no hubiera ganado. Soy nuevo en la R5 y eso de la escuela que daba la N4 no es lo mismo, no tienen nada que ver los autos. El Skoda Fabia R5 tiene muy buen rendimiento, es el mejor y más confiable. No digo que sea imbatible, pero tiene pocas fallas mecánicas, es un tremendo auto. Además, el equipo está bien constituido y todo funciona perfecto.

Jorge íntimo

Sin dudas que el 2019 ha sido un año diferente para Jorge Martínez. El piloto que el año pasado fue reconocido como el Mejor en la Historia del automovilismo nacional, en esta temporada sumó varios hitos que hoy analiza.

“Ha sido un año especial. Comenzó con la llegada de mi hija que con la JA (Javiera Barrie) nos tiene maravillados. Estoy enamorado, imagino que a todos los papás les sucede lo mismo. Es indescriptible, luego de eso vino el WRC y lo coronamos ahora con el título. El apoyo familiar de todos: de la JA y mi hija que van a todas las carreras, de hecho se han topado contigo en la ruta; el apoyo de mis padres, de mis suegros e incluso de los integrantes del equipo que pasan a ser la segunda familia de uno, ha sido clave. Cuando todos tiran el carro en la misma dirección resulta todo bien, como ahora”, analizó Jorge.

Fue padre, corrió el WRC y ahora es campéon: un año redondo para Martínez.

-En lo deportivo, ¿Qué hito rescatas de esta temporada?
-Sin dudas que el WRC en Chile. Lo que viví fue increíble, fue mi primer mundial y más encima en Chile, en mi casa (Jorge es oriundo de Concepción), el sentirme tremendamente local es de las cosas más hermosas que me ha dado el rally. Además, ganar el shakedown, ir a una conferencia del WRC… era todo nuevo y especial, más allá de que el resultado no haya sido el que queríamos.

-Después del WRC nos comentabas que buscarías ser más efectivo que efectista, pero este fin de semana en la ruta te vimos dar un tremendo espectáculo, ¿Fue porque te sentías tranquilo por la diferencia de puntos o sólo se dio?
-Creo que fue coincidencia por el lugar en que estabas transmitiendo la carrera, porque busqué ir lo más rápido posible. Si vas rápido es porque vas por una buena trazada de línea y eso al final se ve espectacular. Aprendí mucho en el WRC analizando videos, viendo incar, y creo que todos elevamos el nivel, por ejemplo, el que ‘Beto’ (Alberto Heller) siga corriendo afuera nos sirve a todos porque nos ‘apura’ y a la vez nos da el parámetro.

La corona llega en un momento especial, en un contexto diferente del país y Jorge no está ajeno a ello. “Estoy de acuerdo con el fondo de las peticiones pero no con la forma que han tomado algunos. La destrucción no aporta y ojalá que de todo esto nazca algo positivo”.

-¿A quién se le dedica este noveno título?
-Uffff difícil pregunta. Es que entre mucha gente logramos esto. El subirnos a la R5 primero y ahora al Skoda no ha sido fácil y fue posible gracias a muchísima gente. Prefiero darles las gracias a todos quienes aportaron con un granito de arena, a todos quienes sumaron. Son todos importantes y por eso, muchas gracias.

Comenta en MundoRally

comments