Compartir

Les va a faltar campeonato. El repunte y tendencia que han marcado Alberto Heller y su navegante José Díaz está lejos de ser una racha, lo de ellos es talento puro.

En tres fechas del Nacional pasaron de ser ‘los aprendices’ de la R5 a uno de los dos binomios que en el MotorShow definirá el título. Tras ganar la fecha de Río Bueno – La Unión dejaron la sensación de que algo importante podría venir y así fue. Viajaron a Australia y se quedaron con la WRC2 en el Mundial y se ubicaron octavos en toda la competencia.

Una semana después, en Pichilemu, vuelven a subirse al podio y ahora tuvo una sabor diferente porque dejaron en el camino a su profesor y mentor, Jorge Martínez y definirán la serie con Pedro Heller – Pablo Olmos, dos que además de estar en un gran nivel están siendo altamente estratégicos.

Lo de Heller – Díaz en Pichilemu demostró fue notable porque se quedaron con las dos etapas y en la súper especial, cuando todos pensaban que saldrían a matar, prefirieron no morir porque asumieron que no habían sido buenas sus pasadas en el shakedown y en las dos especiales que ahí se disputaron, lo realza aún más la victoria.

Felicitaciones ‘Beto’ y ‘Pepe’.