Compartir

En una fecha en que varios equipos (teams con más de un auto a cargo) y estructuras (con un auto en su carpa) brillaron alto, la estructura de Prieto Rally lució con colores propios. El piloto puertomontino se esmeró en su puesta en escena y logró destacar entre sus pares.

En lo deportivo, Carlos Prieto tenía un desafío no menor: debutar con su nuevo Peugeot 208 mejorando lo logrado en la R2 Lite en la temporada pasada, haciéndolo con un nuevo navegante (Mario del Riego). Y Prieto no desentonó quedándose con la segunda plaza.

Con un andar seguro, dentro de la huella, en lo deportivo fue el rival más cercano que tuvo José Quezada y por lo mismo, Prieto culminó el Gran Premio de Los Ángeles en la segunda casilla.

Felicitaciones a Prieto Equipamiento por brindar espectáculo tanto arriba como abajo del auto.

Comenta en MundoRally

comments