Compartir

El piloto antofagastino que ganó hoy la 3ª Etapa del Dakar puso mesura a la hora de celebrar su primera jornada victoriosa. En tanto, Ignacio Casale tuvo un día épico e Ítalo Pedemonte culminó TOP10.

El Dakar hoy le regaló a Chile uno de esos días que se recordará por mucho tiempo. Es que la categoría Quads estuvo dominada por compatriotas que, unos más otros menos, sufrieron para terminar sonriendo tras 427 kilómetros que se desarrollaron por pedregosos terrenos en el rulo Neom – Neom.

En el caso de Gioavanni Enrico, ganó su primera etapa dakariana. Así de simple. Fue el mejor entre los 18 quads que lograron culminar la etapa y se afirmó en la tercera casilla de la clasificación general. Si bien uno podría imaginar que exultaría alegría, el haber abandonado en sus dos participaciones de la competencia motor más difícil del mundo le enseñó el ir paso a paso.

Giovanni Enrico.

“Estoy contento por haber ganado mi primera etapa del Dakar, por mí, por mi equipo ya que hemos trabajado duro por esto. Seguimos en el tercer lugar y mañana a seguir a buen ritmo. Queda demasiado todavía así que hay que tener muy bien puestos los pies sobre la tierra. Quedan nueve batallas así que vamos a intentar hacerlo bien, sin cometer errores para poder terminar de la mejor manera posible”, expresó a MundoRally el piloto antofagastino que está coronando años de progreso en la prueba motor más difícil del mundo.

Casale no es humano

Cualquiera, en su lugar, habría abandonado. Cuando a un piloto de motos, o quads en este caso, le falla la electrónica que permite hacer avanzar la hoja de ruta cuando faltan 377 kilómetros de carrera, sería entendible que se retire o, derechamente, cumpla la etapa casi ‘caminando’ por el inminente riesgo de caída, pues hacer avanzar manualmente la hoja, leer las indicaciones y además, ir atento a las piedras, arena y a la geografía en general, no es para cualquiera. Por eso, hoy, Casale demostró que no es de este planeta (figuradamente hablando, claro).

Claramente, en el rally, el día perfecto no existe. Esa jornada en que todos los que largan, culminan o en la que nadie sufre ninguna contingencia es una quimera. Por lo mismo, lo de Ignacio es altamente meritorio y más el que haya culminado en la tercera casilla.

Ignacio Casale.

“Fue un día bueno para mí, a pesar de haber tenido algunos problemas. Desde el kilómetro 50 hasta la meta dejó de funcionar mi roadbook, por lo que tuve que navegar y avanzar con la mano izquierda, lo que hizo muy peligroso el andar, y muy difícil navegar”, expresó Casale, quien presentó una dolencia en la espalda luego de enfrentar de mala manera un punto de peligro marcado en la hoja ruta. “Pudimos sacar adelante la etapa, mis rivales no me sacaron mucha ventaja, seguimos primeros en la general, y mañana vamos a salir cuidar la ventaja porque queda mucha carrera por delante”, agregó el piloto.

Quien también tuvo motivos para terminar el día con una sonrisa fue Ítalo Pedemonte, pues el piloto antofagastino y compañero de equipo de Giovanni arribó a 21 minutos del líder, por lo que hoy fue a dormir en el selecto grupo de los TOP10.

Comenta en MundoRally

comments