Compartir

Si bien el piloto antofagastino ya no puede pelear por el título, en su reenganche de hoy ratificó el gran nivel que exhibió mientas estuvo en competencia. La clasificación general sigue liderada por un sólido Ignacio Casale.

La rotura de una manguera lo dejó fuera de la pelea por el título, pero no fue de competencia, al menos no para seguir demostrando que su gran actuación en la primera semana del Dakar 2020 no fue suerte. Giovanni Enrico hoy culminó a 11 segundos del francés Simón Vitse.

En una etapa complicada ya que debió partir desde muy atrás, Enrico impuso un ritmo notable en cuanto a conducción y una fina navegación que le permitió quedarse con la segunda casilla. Un hecho no menor es que largó sólo 30 minutos antes del primer auto por lo que la presión que debió soportar es un antecedente a considerar dentro de su actuación.

Por haber abandonado en la etapa 6, el antofagastino ya no puede pelear por un lugar en el podio, pero se mantiene en la categoría Dakar Experience, la que es conocida en nuestro país como ‘Reenganche’.

Como la casi totalidad de los pilotos, una vez que llegó a la meta, Enrico se enteró del accidente mortal de Paulo Goncalves ante lo cual mostró su pena por la cercanía que mantenía con el motociclista portugués, quien lo visitó en la previa a la largada y que tras el Atacama Rally de 2018 entrenó junto a él.

El dos veces ganador del Dakar también enfrentó un día complejo tras enterarse del fallecimiento del portugués Paulo Gonçalves, uno de los pilotos más queridos en el grupo. “Fue un día especial. Anímicamente no estoy muy bien. Intentaré mañana y en las etapas que quedan tratar de no pensar tanto en lo que pasó (con el accidente de Gonçalves) e intentar llegar a la meta y cumplir con el objetivo”, expresó chileno al llegar al campamento, visiblemente afectado por la partida del portugués de 40 años, tras sufrir una fuerte caída en el kilómetro 276 de la especial.

En lo netamente deportivo, Casale se mantiene como líder de los cuadriciclos con más de 36 minutos de ventaja sobre el francés Simon Vitse. El chileno fue tercero en el tramo que unió Riyadh y Wadi Al-Dawasir de 546 kilómetros, tras el mencionado Vitse y el también nacional Giovanni Enrico.

“Lo deportivo pasa a segundo plano. Si bien fue una buena etapa para mí, no es lo importante. Intentar recuperar el ánimo y continuar el resto de los días de la mejor manera”, agregó Casale.

Quien también cumplió un día digno de todo elogio fue Ítalo Pedemonte ya que al igual que Enico, largó a casi 30 minutos de la partida del primer auto. Consistente en su andar, arribó a poco más de 13 minutos de Vitse por lo que cumplió con la misión que se autoimpuso y que es acortar diferencia con los lugares de punta, arribando hoy en la sexta plaza a 13 minutos 2 segundos del líder.

La organización del Dakar decidió cancelar la etapa 8 que se correría este lunes con inicio y fin en Wadi Al-Dawasir para motos y quads, a modo de luto por el fallecimiento de Paulo Gonçalves. Así que Casale, Enrico y Pedemonte retomarán la competencia este martes, cuando se corra la etapa 9 entre la mencionada localidad y Haradh, con 886 kilómetros de recorrido de los cuales 410 serán de especial, en una larga jornada por suelos duros y quebrados que requerirán la mayor precisión posible de los pilotos.

Comenta en MundoRally

comments