Compartir

La dupla nacional Emilio Ferández – Joaquín Riquelme terminó la segunda etapa sin contratiempos y están en la novena posición en el Mundial de Rally Junior que se disputa en Francia.

Cada vez mejor. El binomio chileno Emilio Fernández – Joaquín Riquelme comenzó el día en la 12° casilla, pero al promediar el segundo prime de hoy ya estaban en la novena posición, lo que habla muy bien de su proceso de aprendizaje y de adaptación a superficies en las que no corren normalmente. Si en la fecha del Mundial en Suecia corrieron sobre nieve, este fin de semana lo están haciendo sobre cemento.

Además, el único binomio sudamericano presente en la fecha del Mundial Junior (JWRC), debió sortear diferentes condiciones de la ruta, en varios pasajes fueron angostos que incluso eran al equivalente de un auto y medio. En otros tramos el ancho cambió y los chilenos pudieron registrar mejores tiempos.

“Creo que fue un buen día. En la primera especial del día donde la ruta fue muy angosta, nos sacaron mucha diferencia, la que empezamos a remontar en el resto del día. La última parte de la etapa, específicamente el último prime, fue nocturno por lo que corrimos con luces extras, focos led. Estuvo entretenida pero difícil. Entregamos el auto entero, sin problemas”, comentó un cansado Emilio Fernández, dando cuenta de los casi 137 kilómetros cronometrados de hoy.

La autocrítica no está ausente de este joven binomio, algo positivo ya que es un factor que les permitirá seguir creciendo. En ese sentido, Joaquín Riquelme reconoció que le gustó la etapa de hoy, pero no quedó conforme con su trabajo. “Fue un día difícil por lo rápido y la cantidad de curvas, por lo que me atrasé un poco (en la lectura de la hoja), pero es algo difícil de seguir”, expresó.

Consultados por las expectativas que tienen para mañana, tanto piloto como navegante del equipo SUSARON – Ilustre Municipalidad de Yumbel – Cabañas Santa Emilia coincidieron en la dificultad que enfrentarán. “Será un largo día, con una dificultad muy, muy alta, de uno a diez, 10. Estamos al 1 minuto 30segundos del binomio que nos antecede así que mañana saldremos a cazarlo”, dijo Fernández.

Una particularidad de la etapa es que terminado el día, el tiempo de los chilenos no aparecía en la web del evento, lo que inquietó tanto a su equipo como a sus fans. “Hubo un problema con los GPS en la última especial y estuvieron a punto de cancelarla. Entonces, nos tuvieron parados mucho rato y fue el motivo por el que no aparecían nuestros tiempos”, explicó Riquelme.

La etapa de mañana que cerrará el Tour de Corse, en Francia, tendrá dos especiales cronometradas, que en conjunto suman 71,42 kilómetros.

Comenta en MundoRally

comments

Compartir
Nota previaPese a todo, cumplieron
Próxima notaCrecimiento Mundial