Compartir

El piloto del equipo SUSARON RALLY, Emilio Fernández, cumplió su primer entrenamiento al mando del Skoda Fabia R5 que recibió días atrás y quedó maravillado con las prestaciones del auto.

Con la misma velocidad con que recibió el Skoda Fabia R5, fue a entrenar. La Región de Valparaíso fue testigo de la primera práctica del piloto Emilio Fernández al mando de su nuevo auto para el que sólo tuvo palabras de elogio. “El auto es la raja, dijo de entrada para luego explayarse: “Uffff (mezcla entre asombro y alegría)… Me sentí muy, muy seguro. Tiene una velocidad increíble en curvas, frena cuando quieres hacerlo y en resumen, es una bestia (risas). Como primero me dediqué a orientar a mi hermano (José Tomás Fernández) en su auto (Ford Fiesta R2 Turbo), pude probar en la misma mañana el R2 y el R5 y vaya que noté el cambio de chip. Te repito y no me voy a cansar de decir lo seguro que me sentí. Nos fuimos muy contentos y ahora se vienen días de trabajo en el taller para llegar de la mejor forma a Los Ángeles”.

Después de tomar un poco de aire, el primer piloto en ganar un prime mundialista en Europa comentó la jornada. “Estuvo muy bueno el entrenamiento. Muy rico el auto, de hecho, creo que anda más rápido que el auto que probé en Europa (Hyundai i20). En realidad la sensación fue diferente, con otros neumáticos y otros componentes de suspensión y es injusto compararlos, pero tampoco puedo ocultar mi sentir”, dijo Fernández.

A la práctica del equipo Suraron Rally acudió Emilio junto a su hermano José Tomás Fernández y testigo privilegiado fue el piloto español de la R2 Luis Martínez quien no se guardó palabras de elogio para Emilio: “Ese ‘chaval’ tiene un talento de la p… madre. Parece que siempre hubiera estado en un R5”, comentó el asturiano.

Antes de subirse a su Skoda Fabia R5, Emilio Fernández guió a su hermanos José Tomás en sus primeros pasos en el Ford Fiesta R5 con el que Emilio fue subcampeón nacional.

-Emilio, ¿Qué sientes que te faltará para el debut en el Nacional?
-Más kilómetros. Aunque entrene todos los días, no lograré igualar la ventaja que nos llevan quienes corrieron en la R5 el año pasado. No es llegar y matar. Quedó demostrado el año pasado cuando en los primeros meses Pedro Heller se los llevó a todos, a todos, y a final de año Pedro ya sintió la presión de los demás por el progreso que tuvieron. Eso indica que no hay secretos y el sumar kilómetros es clave. Mientras yo estaba en la R2, me dediqué a mirar y a estudiar la R5 y esa diferencia se notó, (Alejandro) Cancio, Jorge (Martínez), ‘Chaleco’ (Francisco López), (Luis Ignacio) Rosselot, mejoraron mucho sobre el final del año. A comienzos de año había dos grupos muy marcados y al final de la temporada esa diferencia se compactó.

Los dos autos del equipo SUSARON Rally: El Ford Fiesta R2 turbo de José Tomás y el Skoda Fabia R5 de Emilio.

-¿Cuál es tu objetivo a corto plazo?
-La idea de nosotros es hacer un buen papel en el WRC de Chile. Históricamente, Concepción nos acomoda a Joaquín (Riquelme, su navegante) y a mí. Claramente iremos por la categoría WRC2 (no por el RallyMobil) y creo que todos los pilotos que estamos en la R5 haremos lo mismo. Va a estar bonita la categoría, complicada, pero haremos nuestro mejor trabajo. No saldremos a ‘caminar’ (salir lento para especular).

-¿Qué sacas en limpio de este primer entrenamiento?
-Lo mejor, es que ya bajé la ansiedad y nerviosismo. Estaba ‘loco’ por correr el auto. No saber ocuparlo me tenía tenso y eso ya es pasado gracias a que me leí al menos dos veces el catálogo que es enorme, casi una biblia. Tenía miedo de no saber ocupar alguna función. Claro, me falta saber en qué momento sacarle más provecho, pero sé para qué sirve cada instrumento en el panel. Igual para las primeras fechas traeremos a un ingeniero y a dos mecánicos para acortar el proceso de aprendizaje tanto para nosotros como para nuestra asistencia.

Comenta en MundoRally

comments

Compartir
Nota previaYa están en Chile
Próxima notaMartínez, a dos bandas