Compartir

El piloto del team Rosselot se recuperó de su deserción de ayer, aunque hoy al final nuevamente aparecieron los inconvenientes que lo retrasaron en un rally, que al menos se logró un avance que lo hace mirar con optimismo el futuro.

Emilio Rosselot manifestó su conformidad y se mostró optimista del trabajo realizado junto a su navegante Marcelo Brizio en el “Rally de Valparaíso”, séptima fecha del Campeonato Nacional que finalizó hoy en caminos secundarios de la V Región.

Aunque parezca un contrasentido el piloto del equipo Rosselot miró en forma optimista lo realizado este fin de semana, aunque ello significara una deserción ayer, luego de disputar solamente el tramo inicial y hoy un trabajo que partió bien para complicarse en los dos prime finales por problemas en el turbo, luego que se soltara una manguera al romperse una abrazadera.

Mirando este trabajo se puede considerar que se avanzó bastante en el aspecto técnico y que no estaba olvidada la conducción de Emilio, de alto nivel al igual que el trabajo de su navegante Marcelo Brizio. Una prueba de ello fue el tercer lugar en la competencia pasada el “Rally de Rancagua”.

Este fin de semana se consiguió, al igual en el rally pasado acortar esa distancia con equipos que llevan más de dos temporadas trabajando y desarrollando los autos de la R-3. Eso fue un paso importante producto de un trabajo mancomunado del equipo técnico y de la labor de los dos tripulantes. Por ello que Emilio no se sentía tan apesadumbrado ni miraba que todo estaba oscuro. Oteaba que hay un futuro más claro y promisorio, que no será un acompañante más de la competencia si no que un actor principal. Al viñamarino no le gusta ser actor de reparto. Siempre aspira a mucho más.

Ahora trabajarán para el Motorshow que se adelanto que se disputaría en la cuesta de Chabuco con camino con superficie asfaltada que motivara un trabajo diferente a lo realizado anteriormente, Emilio tiene la experiencia de haber corrido en asfalto en su pasado en autos carrozados. No todo le será nuevo.

El otro aspecto habrá que revisar el auto y ver su estado tras este complicado fin de semana. Lo interesante es que el equipo dispone de un Renault Clio, que tiene un mejor comportamiento sobre asfalto. Todo ello se irá dilucidando en los próximos días en diversos test al igual sobre la posibilidad del hermano menor Tadeo, que ya destaca en Karting y que podría integrarse en el rally.