Compartir

En la fecha del Mundial de Rally en Turquía, el piloto Emilio Fernández buscará revertir los problemas mecánicos que lo obligaron a abandonar en Estonia y de paso, repetir la historia que escribió hace dos años cuando culminó tercero en el JWRC.

Estonia ya es pasado. Más que una simple frase, varias razones sustentan el optimismo de Emilio Fernández con miras a la quinta fecha del Mundial de Rally donde será protagonista de la categoría WRC3 junto a su navegante, el experimentado Rubén García.

Lo primero, Turquía tiene recuerdos positivos para el piloto que viste los colores de SUSARON – Cooper Tires – Banchile Inversiones: es imposible no recordar cuando tan sólo dos años atrás se subió al podio cuando competía en la categoría JWRC.

El equipo TOKsport en medio del trabajo en el Monday Test en Turquía.

Otro factor que tiene a Fernández con mentalidad positiva es el arribo, instalación y pruebas de su nuevo motor, con el cual el chileno dijo sentirse muy satisfecho. “Nos sentimos muy cómodos. Anduvimos a muy buen ritmo y la verdad lo que más queremos es salir a sumar los kilómetros de la carrera a buen ritmo, sin romper el auto”, dijo Emilio Fernández tras culminar el Monsday Test, instancia de pruebas y configuraciones del auto sobre pisos similares a los que encontrará este fin de semana.

El nuevo ‘corazón’ del Skoda Fania R5 de Emilio Fernández.

Tras las pruebas del lunes, el piloto adelantó algunos de los trabajos realizados: “Hicimos hartos cambios en la configuración del auto, probamos varias cosas, logramos ponerlo bien a punto, creo que es un setup bien confiable, me da harta movilidad”.

Las sensaciones de Emilio Fernández es un tema no menor considerando que ayer entrenaron con el nuevo motor pues cabe recordar que en la fecha recién pasada del Mundial en Estonia, fueron fallas mecánicas las que los obligaron a él y su experimentado navegante argentino Rubén García a abandonar.

Luciendo el número 25 en su Skoda Fabia R5, Emilio Fernández se medirá contra otros once binomios en la serie WRC3, instancia en la que buscará como primer objetivo culminar la prueba y en segundo lugar, terminar lo más alto posible dentro de la clasificación para poder acercarse al estonio Jari Huttunen, líder la categoría con 43 puntos, versus los 18 de Emilio quien se ubica en la séptima casilla planetaria.

Emilio Fernández quedó satisfecho tras el test en los pedregosos caminos de Turquía.

Dos grandes diferencias encontrará Emilio en esta ocasión comparado con el año 2018: este rally se disputará sin público y la distancia será menor, de 310 kilómetros a raíz de las medidas sanitarias fue rebajado a 223 kilómetros.

“Estamos contentos con Rubén de poder estar acá y seguir adelante pese a las dificultades. El miércoles empezaremos a comprobar cómo serán los tramos para tomar la decisión de la configuración final del auto, pero por el momento, nos ha resultado todo bien acá”, expresó el piloto.

El Mundial de Turquía comenzará el viernes por la noche con los tramos Içmeler de 13,90 km y Gökce de 11,32 kilómetros para proseguir el sábado con 107,38 kilómetros y culminar el domingo con 90,40 kilómetros cronometrados.

Comenta en MundoRally

comments