Compartir

El piloto chileno Giovanni Enrico estaba cumpliendo un Dakar impecable. Ayer, en la octava etapa estaba ubicándose nuevamente entre los 20 mejores hasta que el motor le falló a 50 kilómetros de la meta y nadie lo socorrió.

Cabe aclarar que no es obligación de los demás pilotos ayudar a alguien que está en problemas, pero si hay algo que destaca a los pilotos del rally cross country en general y del Dakar en particular, es la solidaridad.

Considerando esa premisa, el joven piloto Giovanni Enrico pensó que alguien podría prestarle ayuda cuando su motor falló a 50 kilómetros de la meta, habiendo ya marcado todos los way points de la etapa.

“Venía haciendo una buena etapa y remontando al final hasta que el motor dijo basta en el kilómetros 450. Nadie me quiso remolcar y quedé a 50 kilómetros de la meta. Una lástima, pero fue una buena experiencia y volveremos más fuertes y mejor preparados”, dijo Enrico a MundoRally.

-Si te hubieran remolcado, ¿tenías un motor extra para haberlo reemplazado en la asistencia?
-Sí. Andaba con otro motor. Nadie fue solidario, si estaba al lado (de la meta).

De este modo, Giovanni Enrico abandona el Dakar 2018 ubicado en la tabla general en la casilla 11 hasta la etapa 7, que es la última que cumplió en su totalidad. El piloto se está trasladando hoy a Salta para luego cruzar a Chile, a Antofagasta.

Comenta en MundoRally

comments