Compartir

La Segunda Etapa del South American Rally Race fue una jornada extensa y compleja, sin embargo, todos los chilenos tuvieron un saldo positivo pese a los problemas que vivieron.

La rudeza de la Segunda Etapa del South American Rally Race se hizo sentir. Basta ver la tabla y los abandonos, como también los tiempos, para empezar a entender que no fue un día fácil. Los 434 kilómetros que cubrieron entre Chilecito y Tinogasta, de los cuales 284 fueron cronometrados, dejaron varios heridos en el camino, como el experimentado Daniel Nosiglia (Motos 1), sin embargo, los chilenos pese a vivir momentos complejos, lograron salvar el día y más que eso, ascender en la clasificación general.

Vista aérea del vivac en Tinogasta (Foto: Gentileza SARR 2021).

El mejor ejemplo de ello fue el piloto Giorgio Carboni (Motos 1), quien nuevamente tuvo problemas con su línea de combustible pero tras solucionar el inconveniente, lució un gran ritmo que lo llevó a culminar tercero en el día, a 5 minutos 52 segundos de Joaquin Debeljuh, vencedor culminadas las tres especiales de la etapa.

“En el enlace de la especial 1 se me volvió a tapar el inyector y creo que es una mezcla de factores porque el inyector ya estaba con problemas por lo vivido en los últimos días y creo que la bencina una vez que está dentro del camión también está un poco contaminada. Pero más allá de eso, conseguí un nuevo inyector y lo cambiamos, por lo que llegué como 30 minutos atrasado a la largada de la especial 2”, explicó Carboni tras culminar la etapa.

Ya superados los problemas mecánicos, Giorgio no ocultó el orgullo por su andar. “En las dos especiales siguientes, la rompí. Anduve muy bien. Quedé como a 6 minutos de quien ganó la etapa, entonces si uno piensa que si no hubiera largado tarde, ganaba la etapa. Pero eso es ciencia ficción y lo concreto es que terminé a 6 minutos, por lo que estoy muy conforme con mi rendimiento de hoy y mañana largaré cuarto, por lo que la estrategia será salir a apretar para descontar la ventaja que me sacaron ayer. Ahora estoy a 1 hora 22 minutos del primer lugar, entonces quiero descontar unos 10 minutos diarios para retomar el objetivo de poder culminar entre los mejores 5 del SARR”, comentó el piloto que viste los colores de Dulcono Roma.

MEDINA, FAIR PLAY

Siempre en la categoría MOTOS 1, John Medina se ubicó en la séptima casilla a 58 minutos 1 segundo de Debeljuh, siendo uno de los 9 pilotos que se mantienen en competencia pese a los problemas mecánicos que ayer lo retrasaron casi 4 horas. “Hoy fue un día pesado, muy desgastante, pero lo terminamos bien. Luego de lo que me pasó ayer ya asumí que terminar más arriba es muy difícil, pero sigo batallando y lo principal, disfrutando la carrera sin presiones, de hecho, hoy me topé con un piloto que estaba en problemas y lo remolqué hasta el Control de Paso. Estoy aprovechando esta oportunidad”, dijo un solidario Medina, quien añadió que en las especiales 2 y 3 del día pudo imprimir un mejor ritmo tanto en velocidad como en navegación.

“La pasé muy bien en la etapa. A eso vinimos, a aprender y disfrutarlo. De verdad, las especiales están muy bien diseñadas, con puntos ocultos que le dan otro sabor a la competencia. Esto es otra cosa, nunca había vivido algo así, con fans en todos lados saludando, la policía cuidándonos en cada cruce, es impresionante el nivel organizativo del South American Rally Race” dijo John Medina.

MASSÚ, EL AUTOCRÍTICO

Fiel a su estilo, el piloto Francisco Massú asumió los errores del binomio durante la jornada que los llevó a ser penalizados en 45 minutos por no marcar un par de waypoints. “La etapa estuvo dura, pero anduvimos rápido. Lo que sí, erramos en unos waypoints y por eso estamos penalizados. A las equivocaciones que cometimos, sumamos el que la antena del GPS nuestro estaba haciendo interferencia con la jaula al parecer y por eso nos costó llegar a los WP, de hecho hubo dos que no encontramos”, dijo Massú.

En general anduvimos bien y los tiempos sin penalización así lo demuestran. Quedan muchos días por delante y mañana será el día de más kilómetros cronometrados y esperamos remontar”, dijo el piloto quien navegado por Axel Heilenkotter arribaron séptimos, a 42 minutos 29 segundos de la dupla David Zille – Bruno Jacomy.

Para mañana domingo, la carrera se trasladará de Tinogasta a Santa María, con 500 kilómetros en total de los que 312 serán cronometrados. La primera moto largará a las 7:00 y el primero de los chilenos en comenzar la etapa 3 será Giorgio Carboni, a las 7:03 y le seguirán John Medina 7:10, mientras que la dupla Massú – Heilenkotter lo hará a las 8:14 horas.

Comenta en MundoRally

comments