Compartir

Todas las categorías en competencia fueron ganadas por un representante local. En motos, Pablo Quintanilla reapareció con un triunfo tras ocho meses de recuperación médica; en quads, el mejor fue el antofagastino Giovanni Enrico y en UTV, la victoria se la llevó Gerardo Rosselot – Álvaro León.

Notable presentación de los chilenos en el Atacama Rally, certamen válido por la tercera fecha del Campeonato del Mundo de Rally Cross Country disputado durante toda la semana en Copiapó y comunas aledañas. En las tres categorías en competencia, un representante nacional se subió a lo alto del podio.

Pablo Quintanilla.

En las motos, Pablo Quintanilla reapareció con un triunfo tras la lesión que sufrió en el Dakar. Demostrando una navegación muy fina, velocidad de punta y un gran estado físico, el oriundo de San Antonio remató su participación ganando la última etapa con lo que aseguró el primer lugar en la competencia y de paso, en la subcategoría Nacional.

“Estoy muy, muy feliz; ni siquiera soñaba con volver a competir y ganar de inmediato la carrera en casa. Han pasado cinco días muy difíciles, pero lo he hecho bien… Me siento en la luna en este momento. No podría haber imaginado un mejor regreso, fueron ocho meses muy difíciles fuera de la moto. He vuelto para ser campeón y, después de todo lo que viví, es el regalo más grande en mi carrera deportiva”, dijo Quintanilla quien con este triunfo suma seis títulos del Atacama Rally, certamen que hoy cerró su décima versión.

Antes de largar la última etapa, Quintanilla estaba sólo 54 segundos por sobre Sam Sunderland por lo que los casi 185 kilómetros finales entregaron una definición de infarto, la que resolvió a su favor el chileno con un crono de 1 hora 58 minutos 3 segundos, superando por 3 minutos 2 segundos a su escolta británico.

“Estoy muy contento por el equipo Rockstar Husqvarna, que ha estado a mi lado todo el tiempo. No podría haber hecho esto sin ellos. Además, quiero darles un gran agradecimiento a todos los fans por el apoyo que me han brindado en estos meses; todo esto significa mucho para mí. Después de un tiempo tan amargo, esta victoria se siente muy especial”, confidenció Quintanilla.

En la clasificación general, segundo culminó Sunderland a 3 minutos 56 segundos de Quintanilla, en tanto que tercero fue el español Joan Barreda a 8 minutos 21 segundos.

Ignacio Cornejo.

Quien también cumplió una positiva actuación fue Ignacio Cornejo, quien remató noveno a 33 minutos 17 segundos de Quintanilla. Pese a nuevamente ser TOP 10 en una fecha de la Copa del Mundo, el iquiqueño no quedó del todo satisfecho. “Fallamos en la planificación del Prólogo donde regalé varios minutos. Pese a eso lo positivo es que mejoré en los terrenos duros y sobre piedra, que fue por donde más se corrió. Pero igual estoy conforme con lo hecho en Junior, donde aún estoy en la pelea por el título luego de haber ganado en el desierto de Atacama. Ahora debo concentrarme en la última fecha de Marruecos. Esta fue una carrera dura, muy exigente físicamente pero no conseguimos el resultado que queríamos, pero sabemos que eso hay que trabajarlo como la puesta a punto de la moto y la estrategia de la carrera”, dijo Cornejo.

Felipe Prohens.

El tercer mejor chileno de la prueba fue Patricio Cabrera en la casilla 12, seguido de Felipe Prohens (13°); Enrique Guzmán (14°); Tomás de Gavardo (15°); David Rojas (16°); Cristian Naser (17°); Ismael Nietto (19°) y Giorgio Carboni (20°).

En el plano internacional, el británico Sam Sunderland logró el título de Campeón Mundial por adelantado al sumar 103 puntos, contra 64 del estadounidense Andrew Short.

Enrico, doble felicidad en Quads

Si bien adelantó que llegaba sólo con la expectativa de culminar la dura competencia, Giovanni Enrico desde el primer día demostró en la ruta que lo suyo sería pelear por un lugar en el podio.

Giovanni Enrico.

Tras cinco días de carrera, el piloto antofagastino ratificó que lo suyo va en alza y que su abandono en la cuarta etapa en el Dakar fue solo un traspié. Ya en el plano local este año había cumplido excelentes actuaciones lo que ratificó en lo internacional al quedarse con el primer lugar superando al dos veces ganador del Dakar y ex campeón mundial, el polaco Rafal Sonik por 38 minutos y 55 segundos.

Rafal Sonik.

“Esta carrera de verdad queríamos ganarla y lo logramos. Fue el fruto del trabajo que hemos hecho todo el año, siempre con la mira hacia el Dakar y es el trabajo no sólo mío, hay mucha gente detrás apoyándome. Yo sabía que si se daba el ritmo podía lograr estar entre los tres primeros y terminé ganando”, comentó Giovanni Enrico quien cronometró 21 horas 3 minutos 12 segundos.

La tercera posición fue para el también antofagastino Luis Barahona, quien cumplió una meritoria participación considerando que terminando cada día él fue su propio mecánico, culminando cada jornada de trabajo a altas horas de la noche. “Fue difícil, tuvimos varios problemas mecánicos que solucionamos día a día y pudimos terminar, por ejemplo, en el penúltimo día cuando iba camino al campamento se rompió el motor por dentro lo que perforó la carcasa y empezó a perder aceite, así que como pude en la ruta le inserté un tapón, recargué aceite y me fui con cuidado. En la noche trabajé hasta pasadas las 2 de la madrugada para dar una solución que me permitiera correr y acá estoy”, dijo el antofagastino.

Luis Barahona.

El piloto que viste los colores del Gobierno Regional de Antofagasta – Centro Kinésico Galeno – Clínica CEON – LubriStop – Trancenter comentó con respecto a su tercer lugar: “Uno como competidor siempre quiere terminar lo más arriba posible pero con todo lo sucedido, mi prioridad pasó a ser el terminar la carrera”.

En la cuarta casilla se ubicó el también antofagastino Nickolas Vidal a 4 horas 34 minutos 55 segundos, escoltado de los bolivianos Leonardo Martínez (5°, a 13:42’33”) y su hija Suany (6°, a 19:49’30”).

Rosselot ganó pese a todo

Motivadísimo. Así llegó Gerardo Rosselot a enfrentar su segundo Atacama Rally, pues quería dejar en el pasado la versión anterior donde abandonó tempranamente y esa mirada positiva le ayudó a culminar la competencia en el primer lugar navegado de manera brillante por Álvaro León.

Gerardo Rosselot – Álvaro León.

Lo destacable del triunfo del viñamarino, quien registró con 22 horas 23 minutos 49 segundos, es que desde el primer día debió batallar cuesta arriba por diferentes problemas mecánicos, siendo lo más difícil lo enfrentado en la noche de jueves para viernes cuando por estar en etapa maratón no recibían asistencia de su staff mecánico y debió junto a León reparar una seria pérdida de aceite en la caja de cambios.

Gerardo Rosselot – Álvaro León.

“Varios aspectos y experiencias encierra esta competencia, porque para lograr este galardón sufrimos mucho. Debimos de superar infinidades de inconvenientes hasta un incendio en nuestro vehículo. Todo ello fue el costo que hubo de pagar para alcanzar esta victoria las que se transformarán en hermosas anécdotas”, comentó Rosselot, quien agregó: “Estas cinco etapas fueron muy valiosas, porque aprendí a superar muchos contratiempos y conocer a fondo los límites del buggie, lo que será muy importante para las próximas competencias, ya que previamente no tuvimos con Álvaro el tiempo para desarrollarlo técnicamente. Quiero resaltar el trabajo de Alvarito quien estuvo en su alto nivel competitivo y demostró las cualidades que lo llevaron a ser el ganador del último Dakar disputado en Perú a comienzo de año”.

Tan meritorio como el primer de Rosselot es la segunda posición conquistada por la dupla local Jaime Prohens – Víctor Silva, pues fue su primera carrera en el año ya que el piloto se había concentrado en el desarrollo y puesta a punto de su vehículo.

Jaime Prohens – Víctor Silva.

“Estoy con una sensación extraña. Estoy acostumbrado a jugármela y luchar en la carrera y la verdad es que creo que mi posición real iba a ser un sexto lugar, a eso estaba aspirando y producto de lo que pasó (N. de la R: sanción a seis binomios que fueron excluidos de la competencia) ascendí al podio. Estoy conforme con mi accionar porque me sentía en desventaja para las etapas que contemplaban más tramos de velocidad final, que es lo que mi máquina no tiene ya que el fuerte es la potencia para zonas trabadas o subidas. Tengo años de circo y eso me permitió traer intacto el auto hasta la meta y eso me deja muy conforme”, manifestó Jaime Prohens.

Miguel Dominguez – Diego Marambio.

Completó el podio el binomio debutante Miguel Dominguez – Diego Marambio, seguidos de los colombianos Javier Vélez – Mateo Moreno y de la dupla homónima padre – hijo Luis Suárez.

La nota amarga del Atacama Rally llegó desde el extranjero a mitad de semana, cuando la Federación Internacional de Motociclismo informó que esta fue la última versión que entregará puntos por el Campeonato Mundial, privilegio que tendrá en 2020 Brasil. Pese al trago amargo, el director de la prueba adelantó que el próximo año igual habrá Atacama Rally, versión para la que algunos pilotos internacionales ya expresaron su motivación a venir pese a no sumar para el Mundial.

Comenta en MundoRally

comments