Compartir

Tras la Cuarta Etapa de la South American Rally Race disputada hoy, los equipos entran en el día de descanso para luego enfrentar las últimas cuatro jornadas donde Giorgio Carboni espera remontar y situarse TOP5. En UTV, Massú – Heilenkotter hoy volvieron a la competencia tras el incendio que sufrieron ayer y culminaron entre los mejores 10.

La primera parte de la South American Rally Race ya es pasado. Al concluir la cuarta etapa, los equipos que están siendo parte de la prueba subcontinental entran en el día de descanso por lo que los deportistas aprovechan de realizar su análisis y a la vez, se proyectan para las cuatro jornadas restantes.

Tras la etapa que hoy unió Santa María con Salta, Giorgio Carboni junto con analizar su día hizo su proyección para las etapas que vendrán. “Entro al día de descanso en la séptima posición, a 12 segundos del sexto y como a 2 horas y media del líder. Restan 4 etapas y hasta ahora, he andado con la moto a tirones (por problemas con el inyector) por lo que después del día de descanso saldré a pelear para terminar en al menos el quinto lugar. Se nos viene la etapa maratón (culminada la etapa del miércoles si es que tiene problemas mecánicos deberá resolverlo él mismo, sin ayuda de sus mecánicos) y nos adelantaron que la penúltima etapa será ruda, como me gustan a mí”, dijo el piloto que viste los colores de Dulcono Roma.

Consultado por su rendimiento de hoy, donde culminó octavo a 40 minutos 57 segundos de Alberto Ontiveros, vencedor de la etapa, el chileno asumió su error en un accidente que sufrió. “Tuve una caída fuerte. Iba bien navegando en un sector complejo y saliendo de ahí sentí que estaba desfazado con el odómetro ya que se me estaba pegando el segundo decimal y me puse, estúpidamente, a mirar la hoja en una zona pedregosa. ¿Resultado? Le pegué a una piedra con la rueda trasera, por lo que la moto se me fue hacia un lado y salí eyectado hacia adelante. El resto que me quedaba de esa especial la hice más lento porque me quedó doliendo el brazo derecho, que es con el cual amortigüé la caída. En la meta de la especial (la primera del día) el staff médico me aplicó un sedante para que pudiera seguir, por lo que me fui a la especial 3 (la 2 se canceló), que se desarrolló por caminos tipo WRC, había navegación pero no tanto de CAPS (rumbo a seguir entre dos puntos señalados en la hoja de ruta), sino de detenerse a ver mirar bien la ruta porque había hartos caminos”, relató Carboni.

-¿Qué harás en el día de descanso?

-Iremos a un concesionario de KTM para que me reprogramen la moto. Hemos continuado con temas con el inyector, anda bien la moto, pero anda como una ‘carburada’. El inyector nuevo que tenemos, la ECU (especie de computador de la moto) no me lo lee bien, así que trabajaremos en ello.

John Medina.

Siempre en la categoría MOTOS 1, John Medina dio otro paso al frente al culminar la etapa en la décima casilla, a 58 minutos 43 segundos de Onviveros, ubicación que le permite mantenerse en la novena casilla de la clasificación general.

DE VUELTA AL RUEDO

Ayer, el binomio Francisco Massú – Axel Heilenkotter sufrió un amago de incendio de su UTV, por lo que sus aspiraciones de encumbrarse entre los mejores de la competencia se desvanecieron.

Gracias al apoyo del piloto Federico Echegaray, quien les facilitó todas las partes y repuestos que necesitaran, hoy Massú – Heilenkotter salieron a la ruta en óptimas condiciones y culminaron en la décima casilla, a 47 minutos 25 segundos de los brasileños Zingoni – Acosta.

Más allá del resultado, Massú destacó el poder estar de vuelta en la competencia. “El auto quedó impecable, tiene unos pequeños detalles que los aprovecharemos de corregir en el día de descando, pero estar nuevamente en la ruta es una bendición”, dijo Massú, chileno pero que corre con licencia deportiva de Argentina.

Comenta en MundoRally

comments