Compartir

Día de contrastes para los chilenos que están compitiendo en el South American Rally Race, en Argentina: mientras Giorgio Carboni acortó valiosos minutos en su objetivo de ser TOP5 en la categoría Motos 1, un amago de incendio en su UTV hizo despedirse a Massú de cualquier opción por el podio. En tanto, John Medina (Motos 1) valoró el haber terminado la etapa cronometrada más extensa.

La Tercera Etapa del South American Rally Race (SARR 2021) prometía un trazado complejo, desgastante y cumplió en sus tres sectores cronometrados. Nuevamente, la organización de la competencia ofreció una gran etapa tanto para los deportistas como para los fans mezclando diferentes superficies de terreno lo que puso a prueba a los pilotos y navegantes en los 312 kilómetros cronometrados entre Tinogasta y Santa María. Lechos de río y dunas marcaron el día donde los chilenos corrieron suertes disímiles.

Carboni, a tiro de cañón

En la suma y en la resta, el piloto Giorgio Carboni (MOTOS 1) tuvo un día positivo. En el salgo a favor, claramente destaca la impecable navegación que cumplió en gran parte del trazado. ¿En contra? La ansiedad por querer descontar tiempo más allá de lo razonable le pasó la cuenta, pero el culminar a 20 segundos de quien lo antecede claramente le abre el camino para cumplir su objetivo que es insertarse entre los mejores 5 del SARR.

El chileno arribó en la sexta casilla, a 1 hora 17 segundos del argentino Diego Llanos y en la clasificación general se ubica en la sexta posición a 1 hora 57 minutos 53 segundos del nuevo líder, Santiago Micheloud tras el abandono de Martín Duplessis, vencedor en la versión 2020.

“La primera especial fue de 25 kilómetros por un lecho de río así que la usé para entrar en calor ya que había muy poca navegación y era poco margen para descontar, de hecho en la categoría Motos 1 llegamos en el mismo orden que largamos”, dijo Giorgio Carboni.

El piloto que defiende los colores de Dulcono Roma sin falsa modestia declaró que en la segunda especial lo mejor de sí hasta lo que va de la competencia. “La navegación me ayudó para ir ganando tiempo ‘como loco’ porque iba calzando todo perfecto. Iba por el track ideal hasta que llegamos a un lecho de río que se intercalaba con dunas, donde alcancé a las tres motos que me antecedían y al piloto de quads Nicolás Cavigliaso (ganador del Dakar 2019) y por ende, iba en medio de una estela de polvo que dejaban por lo que me salí un poco para transitar por una zona ‘endurera’ para poder pasarlos, pero le pegué a un árbol y salí desviado hacia una duna, donde quedé enterrado y fue complicadísimo salir. Fue mi primera caída del día. Después de sacar la moto, me tomé un tiempo para calmarme y analizar bien la ruta, en total debo haber perdido una media hora y siendo honesto, me costó retomar el ritmo”, expresó Giorgio.

Consultado por su rendimiento en la tercera especial del día, Carboni no ocultó su satisfacción por su buen andar: “La verdad, siento que la gané pero como no se informan los parciales, quedará sólo en mi suposición. Si bien al final del día me alejé del nuevo puntero por 20 minutos, a quien me antecede le acorté 12 minutos, de hecho ahora lo tengo a sólo 30 segundos”, admitió satisfecho y añadió: “Estoy conforme con mi rendimiento en la etapa pero así como en las jornadas previas los problemas mecánicos me privaron de terminar más arriba, hoy la ‘cagué’ yo”.

MEDINA, agradecido

Culminó décimo, pero terminó. Y pese a las dificultades que encontró en la ruta, John Medina se mostró agradecido por haber completado un día más de carrera y de aprendizaje.

“La etapa de hoy para mí fue súper larga. Anduve casi 10 horas en moto y pese a todo lo que me perdí, lo pasé bien. Me perdí dos veces, mucho rato, pero lo tomo como aprendizaje ya que es a lo que vinimos”, dijo el piloto que se ubicó décimo, a 2 horas 29 minutos 30 segundos de Diego Llanos, ganador del día.

John Medina (22)

Con su humildad habitual, Medina comentó: “La verdad, estoy muy cansado pero no tanto por la ruta sino porque en las noches no puedo dormir bien ya que las otras asistencias terminan muy tarde su trabajo, pero es parte de estas carreras y algunos pilotos me han aconsejado así que insisto, es parte del aprendizaje y crecimiento. Valoro la experiencia y estoy agradecido de la vida de poder estar acá”.

El susto de Massú

Todo marchaba perfecto para el binomio Francisco Massú – Axel Heilenkotter tras dos de las tres especiales del día.

Todo cambió a los mil metros de haber largado la tercera especial, lugar en que golpearon un árbol. Tras algunos intentos lograron hacer partir el auto y tras avanzar 100 metros, un amago de incendio los hizo bajarse rápidamente para apagar el fuego.

Según relató Massú desde Argentina, la rápida reacción les ayudó a que no tuviera mayores consecuencias que tener que dejar la competencia y a partir de mañana lunes, reenganchar.

Francisco Massú – Axel Heilenkotter.

“Agradezco a Federico Echegaray quien puso a nuestra disposición los repuestos que necesitáramos para poder rearmar nuestro UTV y gracias a ello, mañana lunes podremos nuevamente salir a la ruta, claro, sin opción por pelear un lugar en la clasificación, pero en cada etapa continuaremos dando lo mejor”, expresó Massú, quien para reenganchar recibió una penalización de 6 horas.

La Etapa 3 fue ganada por lo brasileños Rodrigo Olivera – Maykel Justos con 7 horas 26 minutos 59 segundos, escoltados por los argentinos Zingoni – Acosta (a 9’51”) y Nazareno López – Ricardo Torlaschi (a 12’57”).

Mañana lunes la caravana se trasladará de Santa María a Salta, con 465 kilómetros totales siendo 263 de ellos cronometrados. Al culminar la etapa comenzarán a vivir la jornada de descanso, por lo que la competencia se reanudará el miércoles cuando los deportistas vayan de Salta a Santa María con 479 kilómetros totales y 270 de especial.

Comenta en MundoRally

comments