Compartir
El piloto del Citroen-Monster-Pro Circuit-Rally Team quiere finalizar la temporada con un triunfo en su última participación en la clase R-3, ya que para el próximo año 2018 ascenderá a la mundialista clase R-5.

Un prolijo trabajo de confeccionar la hoja de ruta realizó Benjamín Israel junto a su navegante Marcelo del Ohannesian esta tarde para intervenir este sábado el Motorshow, la octava y fecha final del Campeonato Nacional, que se escenificará en lado norte de la cuesta de Chacabuco.

El piloto del Citroen-Monster-Pro Circuit-Rally Team quiere despedir la temporada, la última en la clase R-3, con un resultado exitoso y sobre ellos indica “Me gustaría conseguir un triunfo ya que los tres primeros lugares están definidos con lo cual deberé de conformarme con el tercer puesto final del ranking”.

-¿Esperaba algo más este año?
-Al comienzo al adjudicarme dos victorias consecutivas (Pichilemu y Concepción) que me entusiasmaron y me ilusioné con la posibilidad de alcanzar el título nacional. Era mucho más de lo que teníamos planificado, pero vino la debacle con el abandono y vuelco en el “Rally de Frutillar” para continuar con diversos inconvenientes como el abandono en la primera etapa en el pasado rally de Valparaíso, que me quitó la opción de luchar por el subcampeonato.

-¿Qué trabajo se realizó previamente?
-Estuvimos trabajando en la puesta a punto de los autos junto a Vicente y Samuel. La labor se orientó a la modificación de la suspensión, altura y alineación para enfrentar una competencia con piso asfaltado.

-¿Probaron el aspecto neumático?
-Ese es un asunto preocupante y peligroso, el emplear neumáticos para piso de tierra en asfalto. Es algo muy peligroso que no han tomado su real dimensión las autoridades. No han medido las consecuencias negativas que encierra el usarlos.

-¿Qué le parece el tramo?
-Es complicado y muy trabado especialmente el sector de sur a norte en bajada que fue el elegido. Hemos confeccionado una hoja de ruta lo más clara posible que pueda permitir quedarnos el triunfo, que es lo que aspiro para despedir el año y mi alejamiento de la clase R-3.

-¿Y el nuevo auto?
-Esperamos que llegue a comienzo de enero el nuevo Citroen R-5. Desde ese momento comenzará el calendario de pruebas del auto. Haremos un programa de prácticas y posiblemente para fines de febrero concurra a Europa a un curso de pilotaje para perfeccionar mi conducción y adquirir conocimientos más a fondo de este auto.

-¿Algún país en el especial?
-Estamos estudiando y analizando ese aspecto. Lo más claro es que será en el algún país de Europa. Queremos llegar en el mejor nivel al torneo del próximo año que comenzará en marzo.

-¿Cómo cataloga su actuación de este año?
-Bastante aceptable. Indudable que me hubiera gustado conseguir el título nacional que un momento lo sentí cercano. Vino la etapa complicada que me alejó de esa opción. Lo importante es que gané dos rally y un tercero estuvo muy cerca de alcanzarlo. Aprendí bastante, mejoré mucho mi nivel conductivo y adquirí experiencia para enfrentar las competencias y perfeccioné la conducción. Ha sido un gran trabajo de entendimiento con Marcelo (der Ohannsian) mi navegante. Me siento con más confianza y con una conducción más segura. Espero consolidar todo este avance con un triunfo este fin de semana.

Comenta en MundoRally

comments