Compartir

Partió como una mañana fría, sin mayores incidencias en la ruta y con los binomios más bien cautelosos. Sin embargo, en la segunda parte del sábado, sacaron a relucir sus mejores pergaminos y por ir al límite, algunos lo pagaron caro con el abandono.

 


La tercera fecha del RallyMobil 2018 adelantaba que no sería fácil. Largos enlaces y primes complicados prometían que sería un fin de semana complicado y al menos, en el comienzo, lo fue. Frutillar nos trajo en este primer día el abandono de los binomios líderes la R3 y R5, Emilio Rosselot – Tomás Cañete y Pedro Heller – Pablo Olmos, respectivamente, pero de paso, coronó a Jorge Martínez – Alberto Álvarez en lo alto de la R5.

Del mismo modo, la primera fecha en el sur de nuestro país trajo de regreso a Emilio Fernández- Joaquín Riquelme en la R2, dupla que está representando a Chile en el Mundial Junior de Rally, quienes después de mucho tiempo lograron superar problemas mecánicos y abrocharon un primer lugar que no hace más que confirmar que la órbita mundialera les ha hecho demasiado bien.

La dupla Samuel Israel – ‘Nico’ García demostró que pese al poco rodaje que han tenido por la estada en España de Samuel está plenamente vigente y que la lucha por la corona de la R3 está completamente abierta.

En tanto, en la R2 Lite, la dupla Diego Pérez – Víctor Manríquez se quedó con el primer lugar en una lucha en que Mauro Pérez – Alan Bascur y Pedro Devaud – Diego Cárdenas esperan poder variar en la segunda etapa y final.

En la N3, Jorge Arévalo – Francisco Faúndez volvieron a liderar la serie, pese a que en primera instancia y de manera extraoficial, el vencedor del día era la dupla Carlos Soto – Guillermo Cárdenas.

Para hoy domingo se anticipa una lucha cerradísima en cada una de las categorías y se sumaría el ingrediente de la lluvia, la que por hacer variar la textura y sustento de las rutas puede entregar más de una sorpresa.