Compartir

En una jornada infartante, donde casi abandonan, Marcelo Rojsa y su hijo Matías pudieron salvar la etapa y la carrera, aunque descendieron en la clasificación general. En tanto, el binomio Antonio Hasbún – Cristóbal Guldman reenganchó y mañana animarán la última estación de la South American Rally Race.

Cerca. Muy cerca tuvo el binomio Marcelo Rojas – Matías Rojas del podio en la South American Rally Race. Antes de comenzar la etapa que hoy unión Belén con Santa María (312 kilómetros, de los cuales 262 fueron cronometrados en tres especiales) lo separaban 13 minutos de quien ocupaba la tercera posición, por lo que largaron muy bien perfilados.

Una faena notable estaba desarrollando la dupla del equipo Keep Cool tras dos especiales ya desarrolladas hasta que llegó el tramo final. El fatídico. “Nos estábamos acercando al podio cuando lamentablemente al inicio de la tercera especial falló una rotula de la suspensión delantera y se soltó la masa y la rueda. Tuvimos que hacer el tramo en 3 ruedas hasta poder reparar. Si bien pudimos seguir en carrera, perdimos mucho tiempo y caímos al décimo lugar de la general”, comentó un resignado Matías Rojas.

Así quedó el UTV de Marcelo Rojas -Matías Rojas durante la tercera especial del día.

Si bien hoy lamentan la pérdida de lugares, vale rescatar el hecho de que aún se mantengan en competencia y si bien sólo restan 142 kilómetros, nada está escrito y todo puede pasar mañana, para bien de los chilenos, aunque claro, en estricto rigor y objetivamente hablando, lo de mañana ya no será por el podio sino por el honor.

Volvió el Rock & Roll

Figura similar es la que tiene por delante la dupla Antonio Hasbún – Cristóbal Guldman. Después de haber abandonado en la cuarta etapa, hoy reengancharon y ratificaron que de no haber mediado la falla mecánica que los sacó de la carrera, lo de ellos era para haber culminado entre los tres mejores. Eso en la teoría porque si bien hoy se quedaron con el segundo lugar de la serie T1 (Autos), figuran cuartos en la general a 12 horas de los locales Yacopini – Yacopini que de no ocurrir una fatalidad, serán los campeones de la primera versión de la South American Rally Race.

Mañana viernes será la última etapa de la carrera en un ida y vuelta por Santa María, con 144 kilómetros de los cuales 142 serán cronometrados en dos vueltas de 71 kilómetros.

Comenta en MundoRally

comments