Compartir

Hace rato que Gunther Bielefeldt viene luchando. Desde afuera de la ruta, fueron los prejuicios por adquirir un auto que no era de los de punta, como sí lo son Suzuki u Honda y dentro del camino, con ‘ponerse’ un vehículo que es mucho más pesado que su anterior N3 y con prestaciones diferentes.

En los regionales, ‘Quinito’ empezó a demostrar que por encima de todo está su talento y este fin de semana lo validó en el Gran Premio de Curicó, donde exhibió su calidad conductiva y cabeza fría para planificar una carrera que finalmente fue más compleja de lo previsto.

“Por primera vez sentí que de correr a correr, podía perder”, comentó Luis Martínez, piloto español que fue uno de sus rivales y que alabó el trabajo de Bielefeldt y de su navegante Gabriel Hinostroza.

En hora buena por el rally que está viendo como el talento de un joven piloto rinde hasta en los escenarios más complejos y felicitaciones al piloto por estar cumpliendo a cabalidad su planificación a dos años y ya con resultados.

Foto: Juan Medel / Autosport Fotografías.