Compartir

Culminada la 5ª Etapa del South American Rally Race, la dupla Marcelo Rojas –Matías Rojas está en la quinta posición a 13 minutos de entrar a zona de podio. El binomio Jaime Prohens – Álvaro León no pudo continuar en competencias tras no poder reemplazar el turbo que rompieron ayer.

Ayer ya se había adelantado que la etapa de hoy miércoles sería recortada. De las tres especiales previstas, sólo se desarrollaría la primera y la tercera, pero lo que no estaba en los cálculos de nadie es que en plena acción, la tercera selectiva fuera anulada.

“La etapa de hoy estuvo entretenida, con distintos tipos de piso: largamos con fesh fesh (polvo de arena muy fino) muy pesado, de hecho, el UTV se nos enterró en varias ocasiones. En lo mío, la navegación fue bien complicada con harta duna varios ríos y mucha arena con saltos. Quedamos cansados pero bien. La navegación se me hizo entretenida y creo que no anduvimos tan perdidos ya que hicimos un buen tiempo. Llegamos bien al final de la especial, con un neumático pinchado pero alcanzamos a terminar y lo cambiamos en el enlace”, relató Matías Rojas.

-La tercera especial, a tu juicio, ¿era realmente necesario anularla?
-Nosotros íbamos marcando buen tiempo, pero entramos a un río que la verdad, era puro barro y no había huellas ya que nos tocó abrir a los UTV. Creo que fue una buena decisión porque el barro lo hacía peligroso para el resto de las categorías.

Ya instalado en Belén, el binomio del equipo Keep Cool pudo nuevamente recibir la atención de sus mecánicos ya que por haber estado en etapa maratón, anoche fue la misma dupla quien debió reparar los percances en el UTV. “Llegamos bien con el CAN-AM Maverick X3, pero debemos ver algunos detalles para las últimas dos etapas”, expresó Matías, quien junto a su padre ahora se debaten entre atacar o cuidar en la penúltima etapa pues están a 13 minutos 33 segundos de entrar a zona de podio y a 5’52” de su antecesor.

Al cierre de la edición de ayer martes, Jaime Prohens – Álvaro León estaban a la espera de un verdadero milagro, que era que algún binomio propietario de un Polaris no lograra continuar en carrera y les facilitara su turbo, lo que no ocurrió por lo que hoy miércoles iniciaron el retorno a Chile.

Para mañana jueves, la etapa 6 unirá Belén con Santa María y contempla 312 kilómetros, siendo 262 cronometrados divididos en 3 especiales de 49, 132 y 81 kilómetros. En rigor, será la última instancia real para quienes deseen atacar en busca de una mejor posición en la clasificación general.

Comenta en MundoRally

comments